La

¡Qué bueno no ser jurado! Qué alegría no tener que de fase semifinal.

Hubo coplas, humor

LETRA: Fernando Migueles. MÚSICA: Fernando Migueles. DIRECCIÓN: Fernando Migueles.

Más que comenzar, el sueño continúa para estos jóvenes coristas que en su año debut en el Falla han superado todas las cribas que les han puesto por delante. Sus virtudes, un vídeo simpático de presentación, una interpretación y una afinación digna de envidiar y unos tangos potentes. Unos tangos del siglo XXI. Acorde con nuestros tiempos. Con estas coplas demuestran que el Carnaval sí es periodismo cantado. Coplas de titulares.

En la primera, recuerdan un derecho tan olvidado como el de la presunción de inocencia rememorando el caso de la niña "presuntamente" asesinada y violada por la pareja de su madre. Acusan a la prensa de poner "una condena" sin pasar por el juzgado; y a la sociedad que no cuestiona lo que ven por la tele.

Siguen dando la talla con una letra donde no sólo claman por "salvar la madre de tierra" sino que se quejan de la ineficacia de la cumbre de Copenague por culpa de "Estados Unidos", cuyo presidente no se merecía el premio Nobel de la Paz porque, entre otras cosas "le tiene declarada la guerra a su propio planeta". Ahí queda eso.

Los cuplés, bastante desiguales, el primero, no tiene mucha gracia , a los componentes del coro. Mejor el segundo, de homenaje al pregonero. Al popurrí, aunque entretenido,le faltan detalles carnavalero, contenido y pellizquito.

LETRA y MÚSICA: Juan Manuel Braza Benítez 'El Sheriff'.DIRECCIÓN: Juan Manuel Braza 'El Sheriff

Vienen "picaos, tó picaos", dicen en su presentación . Picaos. Como en el primer pasodoble donde hablan (mecidos en ese arrullo que les proporciona la emocionante melodía)de los diferentes tipos de picaos de Cádiz. "Y los picaos por un voto", que "picotean y picotean" del pueblo "cuando llegan al poder". Ahí sí que la gente de Cádiz debe picarse "para que no se cierre ni una empresa".

Otra buena letra, de homenaje a grandes carnavaleros como Fletilla, Paco Alba, Cañamaque, Carota, Selu y Jesús Monzón, El Masa y El Peña... Ojalá estos mosquitos los hubieran picado para guardar su sangre "como un tesoro" y, si la ciencia lo permitiera algún día, traerlos a la vida.

Tras un cuplé, normalito, sobre un viaje en el parabrisas de un coche (rematado en el estribillo de "sevillano tenía que ser"), entonan un cuplé de los grandes de verdad. Fresquito y bien rematado. En un vuelo por comisaría, ven a los policías en alerta porque la ETA quería atentar en Cádiz ("la eta no respeta ni que estamos en Carnaval", parten). Pero es que los terroristas no se enteran que aquí con las bombas "las niñas se hacen tiburazones" y que los gaditanos mueren por eta, por eta y por eta y que si vienen aquí "se van a comer un carajo de la Caleta". Revientan.

Popurrí con cositas muy simpáticas aunque tampoco es redondo del todo. Pero la chirigota resulta muy completa.

LETRA y MÚSICA: Jesús Bienvenido Saucedo. DIRECCIÓN: Daniel Obregón

Una falseta hermosa que parece una escala de Albéniz da paso a un sinfín de compases que rematan en bulerías. Divinos.

Como divina y cruel es la verdad que mientan en el primer pasodoble donde el tema de la jubilación a los 67 años se personifica en un soldador de Astilleros. Un lunes más bajándose de la cama, doliéndose de los huesos "como si fuera un viejo". Qué razón tenía mi madre. Debería haber estudiado. Y contando los días. Y dos años más por delante... No sabes cuanta tristeza y sinceridad encierra esta letra.

La segunda, me parece más simplista aunque muy efectiva. Habla al pueblo vasco de tú a tú, como pueblo andaluz. Muy bien. Le recuerdan que Andalucía se arrastró "ante señoritos" y malvivió "a pan y agua". Todo este desarrollo, hemosísimo, para instar a ese pueblo a luchar con la palabra y no con las armas. Por eso digo lo de simplista. El pueblo vasco no es ETA. Aunque en la letra, con referencia al supuesto atentado en Cádiz, quede niquelada. Pero no es lo mismo. Aunque no digo que el fondo no sea bueno.Cuplés, muy simpáticos, a los políticos corruptos y que compran favores sexuales. "Pero no sería yo quien le hiciera un favor a la alcaldesa", rematan. Y al Edén po que le den amén. Segundo, al Subiela. Este Carnaval no es el mismo Carnaval, que cantara 'Entre tus brazos'. Pero con un poquito de saña. Sólo lo recuerdan con la peluca de 'Los perfumistas'.

Popurrí musicalmente completísimo. Y con cuartetas tan interesantes como la de político mangón. Qué bien suenan. Beatificación.

LETRA: La agrupación. MÚSICA: José Luis Bustelo. DIRECCIÓN: La agrupación.

La chirigota que ha puesto en escena uno de los tipos más geniales de este año, ejecuta, sin embargo un repertorio bastante desigual en este pase semifinal. Un pasodoble y un cuplé con calidad. La otra mitad, más flojita. Eso sí. Gran presentación y buen popurrí.

Ponen un ordenador en el centro del escenario para cantar a la gente de fuera, "que vive en quinto coño", y no conoce realmente esta ciudad. A esos que meten cizaña y critican en los foros. Es algo confuso. Mejor el segundo, a los comparsistas-artistas. "He pedido una hipoteca para mi busto en la Caleta" y la del banco le dice que vaya a hablar con el director. "Si el director lo tiene delantes". Está bien.

Cachondeíto con la disputa entre Monchi y Bustelo antes de entonar los cuplés. El del juego sexual de la Wii no tiene mucho aquel. Grande el que dedican a Blas Fernández. Que los gaditanos no valemos para trabajar en la construcción, pues "para que sepas que sabemos usar las manos, toma un par de cuernos de parte de todos los gaditanos".

LETRA y MÚSICA: Manuel Jesús Morera Rioja. DIRECCIÓN: Manuel Jesús Morera Rioja.

Viaje a Cádiz en un tren. Escenificación muy conseguida. Un tío de vaca y otro de gallo, con un bombo, aparecen en el Lejano Oeste. Aparece el hechicero, que confunden con la diosa Gades, por la postura, y luego con el mudo del Palillero, por el grito de guerra. Los dos personajes, que "vienen a disfrutar", siguen pensando que están en Cádiz y que el hechicero es un tipo disfrazado de indio. Toca ahora comedia de confusión. Con varios toquecitos buenos.

Duelo para sobrevivir entre los dos forasteros porque en este pueblo no hay sitio para los dos. "Sabes que significa eso? "Que el pueblo es muy chico", contesta el gallo (Piulestán). Pero finaliza la parodia antes de que corra la sangre.

Cuplés, normalitos, a su vecina que tiene muy mala suerte con las mascotas. "Capaz de comprase un jersey Lacoste y caerse el cocodrilo", dicen. Otro a las bolsas de los supermercados. Ellos están tan concienciados que hasta los preservativos los hacen con papel de periódico.

Los dos forasteros continúan en el tema libre. Tras una conversación donde se buscan otras gracias, retoman el hilo de la parodia con el resto de personajes del Oeste. El chamán sigue con sus trucos. Que no le salen. "Ves ese cactus que estaba ahí, antes era un jabalí. Y ese jurado que está ahí, pues antes estaba allí". Está bien. Están mucho mejor dentro de la parodia que cuando se salen para hacer otro tipo de chistes. Lalían buena con las señales de humo. De todas formas, el tema libre tiene menos contenido que en otros pases.

LETRA y MÚSICA: Juan Antonio Bocuñano Llamas y José Antonio Gómez Rodicio.DIRECCIÓN: José M. Person Iglesias.

Se lamentan de su situación en una presentación que se queda corta. Mucho mejor, e popurrí. Bastante apañado.

Buen pasodoble de crítica a Zapatero. "Una casa se gobierna lo mismo que una nación, aplicando reglas y un poco de imaginación". Una casa donde no hay fronteras y la puerta siempre stá abierta "sobre todo a los de abajo cuando necesitan pan". Otra hermosa letra a los terrenos de Astilleros donde no hay "ni una puta placa" que recuerde a todos aquellos hombres de AStilleros que murieron por un jornal. Y es que es verdad, este pueblo tienen una "memoria endeble".

Los despites en letra en los pasodobles se hacen más patetnes en los cuplés. El primero, regular, sobre el nudismo. Algo mejor el segundo, más el desarrollo que el remate, sobre su niño gótico. Cuando lo ve con su pandilla "parecen 'Los inmortales', y como a Juan Carlos", le entra "ganas de echarlos a todos".

Mejor el popurrí, con dos otres cuartetas muy originales y graciosas.

LETRA y MÚSICA: Antonio Rivas Cabañas y Julio Pardo Melero. DIRECCIÓN: Juan Lucena Morant.

Las potentes voces del coro de Pardo irrumpe en el Falla pidiendo "libertad" y "desafiando bareras". Muy, muy fuertes y muy pasionales.

"Métete en vena Cádiz", piden en el primer tango de paralelismo entre el mundo de la droga y el del Carnaval. Despreciando el primero, claro. "Engánchate a las coplas, el opio de mi cuidad", te puedes "pinchar con algún erizo", para "plata la que pillas si una noche vas a pescar". Carnaval como metadona. Que aquí "los monos y camellos son disfraces no una ruina". Buena letra. Segundo disparo a quien haya ofendido al veterano corista. "Nunca me imaginé que iba a sentir el odio de unos cobardes que se esconden detrás de un ordenador". Y amenaza: "El que a mí me canse aún no nació".

Cuplé un poquitoo visto a Maradona, que "no tiene balón de oro pero sí tabique de plata". En el segundo juegan a la máquina de la verdad con las luces del teatro. Coña final. Quien merecía el primer premio el año pasado era... El Selu.

El popurrí es flojito. Se pide mucha libertad pero no se aporta nada para conseguirla.

LETRA y MÚSICA: Manuel Santander Cahué. DIRECCIÓN: JoséRíos Temblador.

Jolgorio. Una bocina grita fuerte. Ritmo. Aguacero de papelillos. El grupo de Santander llega con alegría. Sin embargo, en los pasodobles cantan con amargura al Doce en dos vertientes distintas.

En el primero claman por una Constitución "que en Cádiz unos valientes nos regalaron". Y ellos, se ahogan "viendo lo que han hecho con ella". "Todos los que la pisotean ahora mueren con su celebración".

La otra cara fea de los fastos la pone el castillo de San Sebastián. A él le cantan. A él le hablan. "No te olvides de que eres caletero y aunque cubran de oro el Canal no reniegues que eres del pueblo". Esta chirigota se hunde si osan convertir "esas pieras donde he crecido" algo "privado" donde el pueblo es un "colao". Pancarta y lluvia de panfletos de la Plataforma Salvemos La Caleta.

Cuplés flojillos, a las lluvias. En su casa hay "goteras por todos lados", en cuanto caen "cuatro gotitas" no puedo salir, eso "tan sólo me pasa a mí, a los caracoles y a la Borriquita". Otro, a un tema que aún no se había tocado, el de la secta satánica de Chiclana. Pero con final algo soso, a su suegra.

El popurrí no convence del todo. Aunque hay cuartetas simpáticas, no consigue arrancar la carcajada.

LETRA y MÚSICA: Luis Manuel Rivero Ramos. DIRECCIÓN: Francisco J. Trujillo Jiménez,

Utopía con acento porteño. Coreografiada y escenificada. Presentación que llama a la imaginación. Los comparsistas de Rivero no abandonan el papel de músicos argentinos en todo el repertorio. Bueno, en los pasodobles, pierden el deje aunque al final lo recuperan. Primera letra sobre el antifaz de Oro que le niegan "los sabios del Falla". Por si acaso no tiene oportunidad, va dando los agradecimientos a quien le ha enseñado a cantar a Cádiz.

En el segundo, compara el dolor de un hombre que no puede tener hijos (y que, por cierto cantan que, por ende, su mujer tampoco podrá ser madre, ¿por qué no?) con el hecho de que haya chicas menores que puedan abortar. Me parece que en esta comparación debe importar poco que la chica sea menor o mayor de edad, ¿no? Pasodoble demagógico. Un poquito, por lo menos.

Cuplés, enlazados temáticamente, supercríticos con el físico de la alcaldesa. Popurrí bastante vacío de contenido pero bien cantado e interpretado.

LETRA y MÚSICA: Manuel Álvarez Seda y . Enrique Remolino Rosado DIRECCIÓN: Julio Álvarez García.

Intriga, pasión y mucho, mucho humor. Inteligente y sutil en muchos casos. "Sería una pena no poder ver el último capítulo", dejan de caer los cuarteteros de Gago al término del tema libre que interpretan en su pase semifinal. En esta ocasión doña Pura trama la boda de Carlos Luis con una chica. Perlita está embarazada. Luis Carlos se mete a cura. Nos enteramos que Osvaldo es un mito en un prostíbulo cercano... Quedan muchos cabos por atar en esta telenovela cuartetera.

Los carnavaleros, de nuevo, se meten a la perfección en sus papeles. Hay detalles de improvisación muy buenos. La parodia tiene ritmo, el que le ha faltado en algunos pases. Y se crecen, mucho.

Destacar también uno de los cuplés, bastante bueno, sobre la crisis, que termina con un atraco en un supermercado. "La bolsa o la vida". "Pues vas a tener que matarme". Y es que hay establecimientos donde lo de las bolsas, murió.

LETRA y MÚSICA: Constantino Tovar Verdejo. DIRECCIÓN: Francisco Joaquín Fernández Cressi..

El Canijo juega al despiste con el público. Pardo se coloca en su taxi. Y es que ya es más que nombrado el parecido entre el corista y el tipo de este año del chirigotero. Pasan a asuntos más serios en los pasodobles. "Ayer se me quedó cara de idiota", cantan en un primer pasodoble muy fresco y actual donde leen el titular de Diario de Cádiz sobre los etarras con base en Portugal que tenían planeado atentar en Cádiz. "Cara de idiota porque venía una chirigota del Norte y venían preparados". Desde Euskadi. Canta esta chirigota que todos nosotros debemos estar "por derecho contra esos jartibles". Puro estilo Canijo, nombrando a agrupaciones y jerga carnavalera para rematar con que "esos payasos" no nos hacen "ninguna gracia" si "dan la espalda a la democracia".

Luz verde, estar libre, arrancar poco a poco. No. La cosa no va de taxis. Va de amor. "Kilómetros adelante surgieron dos ocupantes" y "dentro de unos años recordaremos los baches, los cambios de sentido..". Y cuando pare este taxi, "si tú te marchas soy capaz de bajarme contigo". Precioso piropo, linda letra. Trabajada, ocurrente e intepretada con mucha emoción.

Los cuplés, bastante peores, a la chavala del programa de 21 días. 21 días comiendo verdura, haciendo porno, fumando grifa. "Vente con nosotros al Carnaval que un día vas a fumar grifa, tener sexo y comer pepino", rematan. Siguiente, con igual fondo y distinta forma, a su vecina que le pide que vaya a su casa y le eche "el cable" porque "no tiene conexión" desde hace meses y "el icono no se le abre". Y, nada entre símil y símil, le descarga "el penedrive en todo el higa".

El popurrí se debate entre cuartetas geniales (la última es bellísima) y un poquito de relleno. Pero todo trabajadísimo y perfectamente cantado. Vamos a esperar, a ver que pasa...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios