Altibajos en la penúltima noche

La noche de los cuchillos largos arrojaba su sombra alargada ayer. Ya queda poco para conocer los nombres de los grupos que pasarán este temido corte a semifinal. Y se nota, oye. Se nota en los alrededores del teatro, en la barra. Cábalas. De todo tipo. Variadas. Ayer, un ramillete de formaciones se metieron en la lista de conjeturas de los entendíos. Otras tantas desaparecieron. Y es que la quinta sesión de cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones resultó una cita irregular. Mostramos la cara más amable.

El coro de Fali Pastrana abrió la noche con buenos tangos y un popurrí hermoso que une a Cádiz con Latinomamérica primando, eso sí, el compás de la Tacita.

La modalidad de chirigota tuvo dos protagonistas. 'Los parapapá' y 'La pasma' apostaron por pasodobles, cada uno a su estilo, de calidad, con gracia y con fondo. En los cuplés también estuvieron finos. Hay que destacar la celebración del cumpleaños del Gran Teatro Falla que organizó El Remolino. Bonito detalle.

El cuarteto 'En Cádiz hay que morir' también dejó una buena impronta. No tanto por el repertorio como por la espontaneidad de los cuarteteros que resolvieron sobre la escena un problema de última hora. Qué arte.

La comparsa de Quiñones, 'La caja de pandora', por supuesto, continuó su senda en el Concurso con paso férreo y firme.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios