Los visitantes viajaron con toda la plantilla

Aridane, con la camiseta osasunista. Aridane, con la camiseta osasunista.

Aridane, con la camiseta osasunista.

El Osasuna inició ayer una larga travesía lejos de Pamplona. Le tocan dos partidos consecutivos fuera de casa, el miércoles y el sábado, y se queda hasta el viernes en la provincia de Cádiz para evitar estar toda la semana de un lado a otro.

La expedición rojilla partió ayer con 25 jugadores en sus filas, entre ellos el central Aridane, jugador del Cádiz hasta hace un par de meses. El canario, titular en la Liga, en principio descansará hoy si el entrenador, Diego Martínez, aplica el mismo criterio que en la anterior eliminatoria, cuando el zaguero no participó en el cruce contra el Albacete.

Los jugadores que ayer se desplazaron a territorio gaditano son los porteros, Manu Herrera, Sergio Herrera y Juan Pérez; los defensas Javi Flaño, Miguel Flaño, David García, Oier, Clerc, Unai García, Lillo, Aridane y Aitor Buñuel; los centrocampistas Fran Mérida, Roberto Torres, Fausto Tienza, Miguel Díaz, Mateo, De las Cuevas, Arzura, Sebas Coris, Lucas Torró y Kike Barja; y los delanteros David Rodríguez, Quique y Xisco. El único que se quedó en tierra fue el defensa Tano Bonnín, lesionado de larga duración.

El técnico, que hoy elegirá a los 18 jugadores que serán inscritos en el acta, dijo ayer que el Cádiz "es uno de los equipos más fuertes de la categoría, esta llamado a luchar por estar en el play-off o por el ascenso directo". Para el Osasuna es una dificultad añadida jugar la eliminatoria en el estadio Ramón de Carranza, uno de los campos más complicados, tiene mucha solera". Martínez apuntó que las victorias han dado seguridad a su equipo, que hoy tratará de ganar a domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios