CÁDIZ CF

Dos versiones antes del arranque liguero

  • La escuadra amarilla se mueve entre su innegociable espíritu competitivo y los errores que facilitan la labor al adversario

  • La falta de gol en los últimos tres ensayos abre el melón de las dudas en ataque

David Barral, rodeado de jugadores del Villarreal. David Barral, rodeado de jugadores del Villarreal.

David Barral, rodeado de jugadores del Villarreal. / jesús marín

Comentarios 1

El Trofeo Carranza deja al descubierto un Cádiz que circula a dos velocidades, con su carácter competidor más que conocido, errores propios de la etapa de ensayos y una evidente carencia en la relevante faceta del gol que está por ver si se convierte en un problema. El equipo gaditano ofreció una versión notable en la semifinal contra la Unión Deportiva Las Palmas y mostró debilidades en el duelo entre submarinos amarillos en la cita por el tercer y cuarto puesto frente al Villarreal. Los amistosos nunca dejan de ser pruebas de pretemporada que en teoría después no tienen nada que ver con la competición oficial. El Real Madrid había sembrado dudas en su gira por Estados Unidos pero cuando llegó la hora de la verdad no falló en la Supercopa de Europa contra el Manchester United.

En el envite contra el conjunto canario, el Cádiz sacó a relucir el espíritu competitivo que la pasada temporada le condujo a la fase de ascenso después de una brillante quinta posición. No sólo tuteó a un rival de Primera División sino que fue superior en el cómputo global de los 90 minutos. La única diferencia fue que Las Palmas aprovechó una de las dos ocasiones que tuvo en todo el encuentro y el cuadro local no fue capaz de traducir en gol su dominio. Tanto trabajo para nada. Pese a la derrota (0-1), la sensación fue esperanzadora. Un equipo sólido, ordenado, intenso en la presión y de vocación ofensiva por las bandas liderado por un Álvaro García pleno de velocidad y con desborde por la izquierda, su laddo natural.

En su segunda comparecencia del LXIII Trofeo, el conjunto de Álvaro Cervera se empleó a fondo aunque se vio arrastrado por una sucesión de errores tanto en defensa como en ataque. Decayó la fluidez en el juego mientras concedió regalos y perdonó en la definición. Todo un catálogo de fallos que debe servir de referencia para las citas venideras en las que se pondrán en juego tres puntos cada fin de semana. La lectura positiva de tanto error es que hay margen para la corrección. Poco después del 0-3 sufrido ante el Villarreal, Cervera se refirió sobre todo a los futbolistas incorporados este verano, llamados a asimilar conceptos y a mentalizarse de que no se pueden cometer errores que pueden resultar letales.

Hay jugadores que aún necesitan un periodo de adaptación antes de poder tener un sitio en el equipo.

El Cádiz da carpetazo a la preparación veraniega con un balance de cuatro derrotas, tres victorias y dos empates en los nueve partidos que disputó en algo más de tres semanas -en el periodo comprendido entre el 19 de julio y el 12 de agosto-. Venció al Barbate (1-13), al Atlético Sanluqueño (0-1) y al Lorca Deportiva (0-3), igualó frente al Mar Menor (3-3) y al Melilla (1-1) y cayó ante el Levante (2-1), el Recreativo de Huelva (1-0), Las Palmas (0-1) y el Villarreal (0-3).

Perdió los últimos tres choques (los dos del Trofeo y en la visita al Recreativo de Huelva) en los que no marcó un solo gol. Levantar el telón de la Liga sin un solo tanto a favor en los 180 minutos más recientes abre el melón de las dudas. ¿Es necesario reforzar la delantera o con los arietes que hay en la plantilla es suficiente para afrontar una exigente temporada?

En el envite contra Las Palmas, los gaditanos centraron una y otra vez al interior del área pero remataron poco y cuando lo hicieron no tuvieron puntería o se encontraron con el acierto del cancerbero visitante. Frente al Villarreal escasearon las ideas y el mayor peligro llegó mediante acciones a balón parado, pero no cayó ningún gol del lado de bando local. El Cádiz fue el único de los cuatro participantes en el Trofeo que se quedó sin marcar. Las Palmas y Villarreal firmaron tres dianas y una el Málaga.

El conjunto gaditano llega a la Liga sin gol aunque consciente de que debe afinar la puntería para poder sumar puntos. Y además de adentrarse en el camino del gol está obligado a minimizar los errores defensivos. De lo contrario está condenado a pasarlo mal. Los primeros partidos del campeonato son peligrosos porque aún quedan piezas por encajar en el puzzle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios