CÁDIZ CF

Nada que ver con 2017

  • El equipo amarillo, que el año pasado cerró la Liga regular perdiendo en el Nuevo Zorrilla la cuarta plaza, visitará el sábado al Valladolid obligado a ganar para aferrarse al 'play-off'

Raúl de Tomás y Garrido pugnan por alto por un balón durante el partido de la pasada campaña en Valladolid. Raúl de Tomás y Garrido pugnan por alto por un balón durante el partido de la pasada campaña en Valladolid.

Raúl de Tomás y Garrido pugnan por alto por un balón durante el partido de la pasada campaña en Valladolid. / lof

Ha pasado casi un año desde que el Cádiz visitó por última vez el Nuevo Zorrilla. Entonces, en la jornada 42ª, la que cerraba la competición regular de LaLiga 1|2|3, el conjunto cadista tenía ya asegurada su presencia en la fase de ascenso porque el anterior fin de semana había superado en el Ramón de Carranza por 2-1 a un Elche al que de paso mandó a Segunda B. El próximo domingo, en cambio, los gaditanos se presentarán en Valladolid con los deberes aún por hacer, algo por otra parte lógico considerando que la jornada que viene es la 37ª y todavía quedan seis encuentros para dar carpetazo a la campaña regular.

En el partido disputado en la primavera de 2017 en Pucela, el conjunto de Álvaro Cervera no fue capaz de sacar tajada. El entrenador optó por reservar a muchos de sus titulares, a los futbolistas que acumulaban más minutos, y aunque el Cádiz ofreció una más que digna imagen, lo cierto es que acabó cayendo por un solitario gol precisamente de un ex cadista, Juan Villar, en el minuto 87. Aquel resultado no le sirvió de nada a los blanquivioletas, que marchaban séptimos, porque el Huesca se impuso por 1-2 en el estadio del campeón Levante y terminó salvando la sexta plaza. A los amarillos, en cambio, les supuso ceder la cuarta plaza al Tenerife, que venció por 1-2 en su visita al Zaragoza.

Después, la historia se escribió como se escribió. Gaditanos y tinerfeños se cruzaron en la primera eliminatoria del play-off, con la vuelta en la isla canaria, y como ambos choques concluyeron con el 1-0 como marcador, la mejor posición clasificatoria otorgó el pase a la ronda final a los insulares, que posteriormente, en la lucha definitiva por el ascenso a Primera, cedieron ante el Getafe. La derrota por la mínima en el Nuevo Zorrilla, pues, no resultó tan intrascendente como pudo parecer en aquel momento.

Mucho ha llovido desde entonces si bien algunas cosas no han variado un ápice. Valladolid y Cádiz vuelven a verse las caras instalados en la zona alta. En el caso de los cadistas, en la cuarta posición con 58 puntos, con pretensiones realistas de play-off e incluso para algunos con el sueño del ascenso directo todavía vigente. En el de los vallisoletanos, en la novena posición con 54 puntos, a cuatro no sólo de su adversario de este sábado sino también de la frontera de la fase de ascenso que en estos instantes marca el Zaragoza.

Al igual que la pasada temporada, la cita de ambos este fin de semana en Pucela se antoja más determinante si cabe para los locales, que en caso de derrota podrían dar un paso atrás prácticamente definitivo en sus aspiraciones, dependiendo también del desarrollo del resto de la jornada. De hecho, en caso de caer podrían quedarse nada menos que a siete puntos del sexto puesto a falta de cinco jornadas. Una distancia sideral.

No obstante, a los visitantes les va igualmente la vida en el envite. El Cádiz lleva cinco jornadas sin conocer el triunfo, una dinámica que, unida a la línea de Rayo y Sporting, le mantiene a siete puntos del ascenso directo. Lo malo es que la pugna por el play-off se ha apretado tanto que cualquier tropiezo a estas alturas costará muy caro. Ocurra lo que ocurra en Valladolid, difícilmente el Cádiz saldrá de la zona noble gracias al duelo de rivales directos que protagonizarán Numancia y Oviedo. Pero lo que ocurra en Valladolid a buen seguro marcará el futuro del Cádiz este curso. Como el pasado.

El equipo de Álvaro Cervera regresó al trabajo en la Ciudad Deportiva de El Rosal con una sesión muy suave para los jugadores que salieron como titulares el pasado domingo en el Ramón de Carranza contra el Sporting de Gijón y en la que, además, ni siquiera pisaron el césped algunos como Álvaro García, Rubén Yáñez, Moha Traoré y Lucas Bijker, al margen del lesioando Iván Kecojevic. Los restantes integrantes de la plantilla amarilla completaron ejercicios físicos y posteriormente diversas acciones de llegada, desmarque, centro y remate a portería. Hoy está programada una nueva jornada de entrenamiento en la que el técnico continuará preparando con sus hombres el duelo del Nuevo Zorrilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios