cádiz cf

Con él hasta que se vaya

  • La afición disfruta a tope con el extremo, llamado a salir el próximo verano una vez que Pina asegura que sigue hasta final de curso

Con él hasta que se vaya Con él hasta que se vaya

Con él hasta que se vaya / FITO CARRETO

Comentarios 1

La galaxia cadista aguarda con incertidumbre el cierre del mercado de invierno. Restan dos semanas de inquietud ante la posibilidad de la salida de algunos de los jugadores más relevantes. De repente se ha levantado una polvareda de temor a la marcha de Álvaro García. En el Cádiz tienen claro que no van a vender al extremo en pleno mes de enero, a mitad de temporada y con el equipo metido de lleno en la batalla por el ascenso -ocupa el segundo puesto, a un solo punto del liderato-. Otra cuestión es que llegue un club con la cartera repleta de billetes y ponga sobre la mesa los ocho millones que cuesta sacar al futbolista del Cádiz. Pero ni en se caso saldría a corto plazo. El gestor deportivo, Quique Pina, aseguró ayer en eldesmarque que el jugador permanecerá hasta final de temporada como quiere la afición. "No voy a recibir a nadie. Es una decisión exclusiva mía, ni el presidente ni nadie puede opinar. No recibiré a ningún club para hablar de Álvaro hasta junio. Y si alguien viene a pagar la cláusula, haré que no se vaya". Más claro, agua.

Álvaro sigue a lo suyo. No le afecta el runrún sobre la posible irrupción de una escuadra de primer nivel que le haga una oferta mareante. Aprendió la lección del pasado verano, cuando el Getafe intentó llevárselo con un jugoso contrato que llegó a descentrar al utrerano. El pasado domingo no sólo asistieron ojeadores del Nápoles en el estadio Ramón de Carranza para ver in situ cómo se desenvuelve el zurdo de oro. Desde hace tiempo le siguen clubes ingleses y españoles, que no le pierden de vista ni un minuto y el encuentro contra el Córdoba no fue una excepción. No es nuevo el interés y habrá más visitas de ojeadores al Carranza y a otros campos para seguir al detalle la evolución del sevillano.

Álvaro no defraudó a aquellos que acudieron a verle de manera expresa hace un par de días. Marcó la diferencia con dos goles calcados que prolongaron la racha victoriosa de un Cádiz que no tiene freno entre otras razones porque tampoco lo tiene el meteórico extremo que se escapó por velocidad de sus contrarios, regateó al portero con la misma facilidad que sangre fría para anotar a puerta vacía. Fue igual de eléctrico en el minuto 8 que en el 76, a pleno rendimiento para sofocar la tentativa de reacción de un rival que no lo puso nada fácil. Sus dos goles frente al cuadro blanquiverde se convirtieron en el primer doblete de su carrera, que llegó justo en el mejor momento. Con seis dianas es el máximo goleador del Cádiz en la Liga y va camino de batir su marca en una sola temporada, que se remonta a la campaña 2015/16, cuando hizo nueve tantos con los amarillos en Segunda División B. No es un goleador nato pero este curso, además desbordar y asistir a sus compañeros, tira del carro con sus tantos.

Los goles pesan y, como era de esperar, Álvaro figura entre los cinco nominados por LaLiga a mejor jugador de la 22ª jornada junto a Cucho Hernández (Huesca), Iñigo Pérez (Numancia), Jorge Pombo (Zaragoza) y Carlos Hernández (Oviedo).

Álvaro se sale en el Cádiz. Su progresión es inagotable y la lógica apunta a que tarde o temprano acabará cambiando de aires. Quique Pina y Juan Carlos Cordero extendieron el contrato del extremo hasta 2022 con elevadas cláusulas de rescisión -8 millones en Segunda A 15 millones en Primera- y con ello se aseguraron que en caso de que marche el club ingresará una apreciable cantidad de dinero.

Lo normal es que el zurdo de oro continúe hasta final de temporada y después ya se verá. La única posibilidad de que siga de amarillo y azul la campaña es que el Cádiz logre el ascenso. Si no sube, la afición deberá hacerse a la idea de que Álvaro se enfundará la equipación de otro equipo en la élite de España, Inglaterra, España... Mientras, la hinchada disfruta con sus galopadas, sus goles, su compromiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios