cádiz | córdoba

La subasta que no cesa

  • Zarza acapara protagonismo en la junta que aprueba la ampliación de capital al anunciar la impugnación de Sinergy y que intentará un acuerdo con Vizcaíno

Carlos Medina, en su día apoderado de Locos por el Balón, conversa con Rodríguez Zarza (c) y Francisco Bueno en la puerta 0 de Carranza. Carlos Medina, en su día apoderado de Locos por el Balón, conversa con Rodríguez Zarza (c) y Francisco Bueno en la puerta 0 de Carranza.

Carlos Medina, en su día apoderado de Locos por el Balón, conversa con Rodríguez Zarza (c) y Francisco Bueno en la puerta 0 de Carranza. / lourdes de vicente

Cuando una mañana de comienzos de diciembre de 2013 el por entonces sólo director de Línea 6 Comunicación, Carlos Medina, aparecía por la Notaría de Carlos Cabrera en calidad de apoderado de Locos por el Balón para presentar la única puja de la subasta de acciones del Cádiz CF por la que el grupo inversor se hacía con el paquete mayoritario, un 49,5% de los títulos, nadie podía imaginar que camino de cuatro años después el asunto aún colearía.

En efecto, la junta general extraordinaria de accionistas que el club celebró ayer por la mañana en el Estadio Ramón de Carranza para aprobar como único punto del orden del día la ampliación de capital exigida por el Consejo Superior de Deportes, tras el ascenso a categoría profesional, otorgó un inesperado -o no tanto- protagonismo a Enrique Rodríguez Zarza, en calidad de representante del grupo italiano Sinergy, anterior propietario de la entidad.

Con un 68% de acciones representadas, la ampliación de capital mediante la emisión de acciones por valor de 1.400.000 euros fue aprobada por mayoría con el único voto en contra precisamente de Zarza, abogado con poderes de Massimo Nannini aunque por un supuesto defecto de forma no pudo acceder como tal sino representando a otra accionista, Elena Medina, hija del otrora apoderado.

El letrado del Bufete Agaz Abogados, que acudió junto a Francisco Bueno, un experto en Derecho Deportivo, explicó a la salida de la junta que "la ampliación de capital del año pasado ya la impugnamos al entender que se vulneró la ley de SAD porque la compensación de créditos es ilegal",y a renglón seguido anunció que "vamos a impugnar ésta por una cuestión de transparencia y por el bien de la sociedad", agradeciendo a Elena Medina que le facilitara estar presente "porque así me ha pemitido defender los intereses de los accionistas y del cadismo".

"Venimos impugnando porque lo que se ha hecho no se ajusta a Derecho y también vamos a impugnar la ampliación", insistió, añadiendo, no obstante, que "sobre todo queremos explorar la posibilidad de alcanzar un acuerdo favorable para todas las partes sin necesidad de que haya una resolución judicial". "Al menos hemos logrado sentarnos por primera vez con Vizcaíno", se congratuló.

Zarza recordó que Sinergy desembolsó en el club más de 1,5 millones de euros y lo que pretende es un resarcimiento "con acciones, dinero o derechos", aunque en ningún caso el grupo italiano contempla acceder al control. Es más, tras criticar la gestión societaria en estos últimos años, no dudó en halagar la labor en la parcela deportiva de Quique Pina, "un fenómeno".

Curiosamente, preguntado por lo que había acontecido por la mañana en Carranza, el consejero delegado de la entidad mostró total predisposición a llegar a un entendimiento con Sinergy. "Siempre es mejor un acuerdo que la guerra", afirmó a Diario de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios