el ambiente

Entre el querer y no poder, y la desilusión

  • El niño onubense enfermo de leucemia, José Antonio Garrido, es homenajeado por el club

Sebastián Herrera y el pequeño José Antonio Garrido posan con una camiseta del Cádiz en la grada. Sebastián Herrera y el pequeño José Antonio Garrido posan con una camiseta del Cádiz en la grada.

Sebastián Herrera y el pequeño José Antonio Garrido posan con una camiseta del Cádiz en la grada.

Un premio que no contenta a nadie del bando amarillo. El empate del Cádiz, el tercero consecutivo, ha dejado a la afición con un claro sabor de desilusión por lo que significa no ganar a un rival de la zona baja. Mal resultado a la espera de lo que suceda esta jornada.
El partido ha servido también para homenajear al niño onubense José Antonio Garrido, que se recupera de una leucemia que le apareció cuando jugaba al fútbol como federado. Hoy ha posado con el equipo y en el descanso ha recibido el homenaje del club cadista, que le ha regalado una camiseta
Ha estado en Cádiz junto al entrenador Sebastián Herrera, que le acompaña incombustible por esta travesía. Hoy han estado ambos en la presentación en Cádiz del libro 'Abrazos de gol', obra de Agustín Otero y que cuenta la historia de este niño.
Tras lo visto sobre el césped, el partido ha dado para todo: miedo, ilusión, nervios y bronca a Nano, ex cadista del Almería que ha estado duro. Contundente y clara una parte de los espectadores de Fondo Sur, al pedir que animara todo el campo, y clamor generalizado contra Tebas, presidente de LaLiga, desafortunado al desear el ascenso del Huesca y el Zaragoza.
El final ha dejado cierto pesar y dosis de tristeza por una oportunidad perdida en la lucha por el premio gordo. División de opiniones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios