Una proyección de 60 puntos después del primer tercio

  • Los gaditanos mejoran los números de las 14 primeras jornadas de la pasada temporada

Álvaro García intenta escaparse por velocidad de un contrario durante el partido contra el Reus. Álvaro García intenta escaparse por velocidad de un contrario durante el partido contra el Reus.

Álvaro García intenta escaparse por velocidad de un contrario durante el partido contra el Reus. / FITO CARRETO

La Liga alcanza su primer tercio con el sello de la máxima igualdad impregnado en cada jornada. Cada partido es una historia impredecible y el ejemplo más ilustrativo es la reciente victoria del Sevilla Atlético en el campo del Granada por la que nadie daba un céntimo. El hasta entonces colista, que no había ganado en los 13 capítulos iniciales, logró su primer triunfo de la temporada frente a uno de los máximos favoritos para ascender a Primera División. El Cádiz llega a ese primer tercio del campeonato con 20 puntos en su casillero que invitan a pensar en que conseguirá la permanencia sin excesivas dificultades. La proyección actual de los amarillos es de 60 puntos en el epílogo del torneo si en los próximos dos tercios mantiene la producción del primero. Para atar la salvación bastarían en principio con unos 50 puntos y está cerca de abrazar la mitad del objetivo prioritario cuando todavía restan siete jornadas para llegar al cierre de la primera vuelta.

La trayectoria parcial del Cádiz mejora la del primer tercio del pasado ejercicio. Si ahora lleva 20 puntos en el 11º escalón, en noviembre de 2016 acreditaba 18 en el 12º, dos menos, poco antes de la explosión que le aupó a los puestos altos, de los que ya no se movió en toda la segunda vuelta. Ahora se hallaba a tres puntos del play-off y hace doce meses estaba dos por debajo.

Un año después, la escuadra entrenada por Álvaro Cervera trata de adentrarse en el sendero de la regularidad después de un brillante comienzo que dio paso a una racha nefasta frenada con las últimas dos victorias ante el Almería y el Reus. El trayecto del equipo está jalonado de subidas y bajadas y ahora toca aprovechar la línea ascendente para aumentar la cosecha. El reto es coger el camino recto que le permita avanzar con paso firme en una competición tan igualada que los detalles adquieren rango de relevancia. Una prolongada dinámica positiva de resultados le daría un impulso en la clasificación. Con los seis puntos recuperados en las últimas dos citas, el Cádiz recupera el terreno perdido y está en disposición de mirar más arriba -a tres puntos de la zona de fase de ascenso- que abajo, ya que el descenso queda ahora a una lejana distancia de siete millones puntos. Una diferencia que da tranquilidad de cara a los compromisos venideros. La presión es menor pero la ilusión pr escalar es la misma. Los gaditanos pasaron del liderato al 16º peldaño y desde esa plaza da pasos hacia arriba. En las últimas dos semanas recuperó cinco posiciones con el propósito de no de volver la vista atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios