cádiz cf

"No perder es importante, pero ahora lo es más ganar"

  • Álvaro Cervera reconoce que el equipo tendrá que ambicionar el triunfo en el Nuevo José Zorrilla tras haber empatado partidos en los que pensaban sumar los tres puntos

Álvaro Cervera se dirige a los presentes durante la rueda de prensa celebrada ayer en la Ciudad Deportiva. Álvaro Cervera se dirige a los presentes durante la rueda de prensa celebrada ayer en la Ciudad Deportiva.

Álvaro Cervera se dirige a los presentes durante la rueda de prensa celebrada ayer en la Ciudad Deportiva. / julio gonzález.

El entrenador del Cádiz compareció ayer ante los medios de comunicación en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de El Rosal, un jueves en vez de viernes como viene siendo habitual cuando el equipo se desplaza para jugar un sábado, y lo hizo con un discurso similar al que mantiene desde hace tiempo pero más realista si cabe que semanas atrás. De hecho, Álvaro Cervera no dudó en afirmar que de aquí al final de Liga no pueden seguir valiendo los empates, como hasta ahora, sino que resultan del todo necesarias, desde ya, las victorias.

"Hasta ahora no perder era importante, pero ya sí es importante ganar", admitió el técnico, que se preocupó en matizar su frase acaso para no cargar de más presión que la necesaria a los suyos. "Más que urgente, ganar ya es importante", precisó.

En realidad, el responsable del plantel cadista se veía venir desde hace tiempo que la situación actual podía llegar. "Si no éramos fuertes en casa íbamos a tener más problemas", confesó en relación a la cerrada lucha que mantienen por la clasificación para el play-off de ascenso a Primera División. Eso sí, tampoco duda en recordar que el exceso de igualadas, sobre todo las últimas en el Ramón de Carranza, ha sido en cierto modo una consecuencia de la escasa fortuna. "En casa hemos tenido más partidos a punto de ganar que a punto de perder", apuntó sobre el asunto.

Como no podía ser de otra forma, su apuesta futbolística, o la manera de jugar del Cádiz de Cervera, volvió a salir a escena. "Este equipo es bueno haciendo una cosa y no es bueno haciendo otra", resumió, recordando que "el otro día se demostró de nuevo". Frente al Sporting "volvimos a ser un equipo duro, fuerte, que no permite, y que si tiene la suerte de meter una gana el partido". "De otra manera lo hemos intentado y somos un sucedáneo, esa es mi opinión", expresó.

Completamente en desacuerdo con que el titular de la Tacita no ofrezca variantes -"nosotros no siempre jugamos igual", se defendió- indicó que "ha habido partidos que pensábamos que podíamos hacer otra cosa y a los 20 minutos nos hemos dado cuenta que no. A veces se hacen modificaciones que salen, como en León, y otras no".

Todo ello, por supuesto, sin tocar lo intocable. El estilo no se negocia. "Podemos modificar algunas cosas, pero siempre con una base. Hay que defender fuerte, que el rival no te llegue, y sobre eso se hacen modificaciones. Cuando al modificar se toca la base se va todo al traste", lamentó.

¿Qué tiene que mejorar el Cádiz sobre todo fuera para parecerse al de la primera vuelta? Cervera asiente. "Quizás nos ha faltado algo respecto a la primera vuelta. Cuando hemos jugado partidos como el de Reus, para mí el peor en dos años, no hay forma, dependemos de que el rival marque o no. De la otra forma, jugando como sabemos, dependemos de que marquemos o no nosotros", razona. Prosigue con su argumentario: "Los rivales antes salían con más alegría y ahora son más precavidos. Y luego, en relación a nosotros, la diferencia es dónde conseguimos defender. Si defendemos más arriba o menos. Si nos obligan a defender casi en nuestra área nos cuesta mucho".

Y saca pecho por el trabajo de sus pupilos en la anterior jornada: "El otro día fuimos a presionar al Sporting casi desde el principio. Ellos lo pasaron muy mal; que Jony, el mejor jugador de la categoría, acabe desquiciado, que el Sporting, que acumulaba ocho victorias consecutivas, no tire a puerta... Pero esas cosas no se evalúan".

Queda poco para que esto termine. Mañana aguarda el Valladolid después de una semana corta. "Cuando juegas antes tienes un día menos para trabajar, pero esto ha sido así toda la temporada", indica restando trascendencia al tema para centrarse en lo que de verdad cuenta. "Sabemos que todo lo que queda es difícil. La clasificación está cada vez más apretada y perder cuesta cada vez más caro. Hay muchos enfrentamientos directos, todos lo sabemos. Nuestro calendario no es bueno, con cuatro encuentros fuera y sólo dos en casa. Hemos tenido partidos que pensábamos que teníamos que ganar y no hemos podido hacerlo. Ahora hay que ganar estos", concluye, insistiendo en sus números: "Sigo pensando que tres victorias pueden valer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios