cádiz cf

Un paso adelante en el Carranza

  • Los amarillos pasan de sumar siete puntos en los seis primeros duelos en casa a embolsarse nueve en las tres citas últimas

  • Sólo han recibido como locales cuatro goles en 810 minutos

Álex Fernández y Servando celebran un gol marcado en casa. Álex Fernández y Servando celebran un gol marcado en casa.

Álex Fernández y Servando celebran un gol marcado en casa. / fito carreto

Una de las claves de la resurrección del Cádiz en el campeonato de Liga es el paso al frente que da en el estadio Carranza. Una de las patas sobre las que soporta el éxito de cualquier equipo es la fortaleza como local y el conjunto amarillo andaba cojo hasta que ha sido capaz de dar la vuelta a la situación en las últimas semanas. Se consolida en el regazo de su hogar.

Los hombres entrenados por Álvaro Cervera tuvieron un arranque de temporada dubitativo en su feudo. Aprovecharon el factor campo para imponerse al Almería y al Osasuna en la Copa del Rey -1-0 en ambos casos, con goles de David Barral-, pero en el torneo doméstico, el más importante, dejaron escapar más puntos de la cuenta. En los seis primeros duelos como anfitrión sólo amarró una victoria -2-0 contra el Nástic de Tarragona en la cuarta jornada-, cosechó cuatro empates -0-0 contra el Alcorcón, el Numancia y el Rayo Vallecano en el segundo, en el cuarto y en el 12º capítulo, y 2-2 ante la Cultural Leonesa en el décimo- y una derrota -0-2- frente al Osasuna en el octavo -la de aquellos tres penaltis desperdiciados- en el único revés liguero hasta la fecha. En esa media docena de encuentros sólo sumó siete puntos de los 18 que disputó, una cifra escasa que frenaba su progresión.

Pero todo cambió. El equipo creció en solidez en buena medida gracias a la recuperación de jugadores que estaban lesionados y ahora sí se muestra fuerte en el Carranza. La prueba palpable está en las tres citas más recientes, resueltas con victorias: 1-0 al Reus en la 14ª jornada, de nuevo 1-0 al Real Valladolid en la 16ª y 2-0 al Albacete en la 17ª -las dos últimas con el valor añadido de dos jornadas consecutivas en casa-. El balance de esos tres últimos compromisos de un pleno de nueve puntos. El Carranza se convierte en un fortín. La hinchada arropa a los suyos y los jugadores lo dan todo para quedarse con triunfos que engordan la cuenta en la clasificación. El Cádiz alcanza la regularidad y si antes sumaba menos puntos de los que jugaba delante de la afición la situación ha cambiado. Atesora 16 de los 27 dirimidos en el santuario cadista, lo que supone un 59%.

La progresión da sus frutos. Ya es el octavo equipo que más puntos consigue como local, un total de 16, aunque lejos de los 23 atrapados por el Huesca, de largo el mejor anfitrión de la categoría e intratable en El Alcoraz, como ya comprobaron los de Cervera, que perdieron 1-0. El líder de Segunda División A sólo ha cedido dos puntos en su campo.

Todos los equipos que ocupan posiciones de privilegio ofrecen las mejores cifras como local. El Numancia, quinto clasificado, es el segundo mejor en casa con 18 puntos acumulados en Los Pajaritos. El Rayo, cuarto, acredita también 18, mientras que el Granada, sexto, es el cuarto mejor local con 17.

Una de las claves es la capacidad para dejar al portería a cero. Los amarillos no recibieron un solo tanto en siete de los nueve partidos de Liga desarrollados en el estadio del barrio de La Laguna. Sólo perforaron su arco el Osasuna y la Cultural Leonesa, dos veces cada uno. Cuatro goles en contra en 810 refleja la consistencia de un equipo que pretende mantener su estado vigoroso y prolongar la dinámica positiva tanto en casa como a domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios