cádiz cf

Una oportunidad de oro

  • Los amarillos, ante dos duelos seguidos en casa para dar un salto en la tabla

Aitor se dispone a golpear el balón en un entrenamiento. Aitor se dispone a golpear el balón en un entrenamiento.

Aitor se dispone a golpear el balón en un entrenamiento. / fito carreto

El Cádiz afronta una oportunidad de oro para dar un estirón en la clasificación. Se introduce en una dinámica positiva -un empate y tres victorias en las últimas cuatro jornadas- justo cuando el calendario liguero le reserva dos enfrentamientos consecutivos en el estadio Ramón de Carranza, el primero contra el Real Valladolid -próximo sábado a las cuatro de la tarde- y el segundo frente al Albacete -domingo 3 de diciembre a partir de las seis-. Sumar los seis puntos le permitiría proseguir con su escalada y dejaría atrás la actual novena posición.

El equipo amarillo suma hasta la fecha más puntos como visitante -13- que en casa -10- pero si quiere dar un salto importante está obligado a dar un paso al frente en su feudo antes de volver a viajar -la siguiente salida será a La Romareda-.

No es tarea fácil ganar un par partidos en casa en una semana. De los ocho equipos de Segunda A que esta temporada ya ejercieron de local dos veces seguidas, sólo dos saldaron sus compromisos con un pleno de seis puntos. Fueron los casos del Huesca y el Rayo Vallecano. El Cádiz encaró dos duelos seguidos en casa en un par de ocasiones la pasada campaña y no logró enlazar victorias. En la sexta jornada se impuso (1-0) al Numancia pero en la séptima cayó (0-2) ante el Real Oviedo. En el final de la primera vuelta y el comienzo de la segunda volvió a unir dos choques en el santuario cadista: perdió contra el Real Valladolid (0-1) y superó (1-0) al Almería.

De las 54 veces que el Cádiz jugó un par de partidos concatenados en el Carranza en Segunda, en 25 ocasiones consiguió las dos victorias -casi la mitad-; ganó un encuentro y empató otro 12 veces, y alternó triunfo y derrota en diez oportunidades. Sólo encadenó dos empates un par de veces; una igualada y un varapalo se produjo en cuatro casos y sólo una vez perdió dos partidos seguidos como anfitrión. Sucedió en la campaña 2004/05, cuando perdió 0-1 ante el Xerez Deportivo y después cedió 1-2 frente al Eibar. Y esa campaña subió a Primera División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios