"Nosotros también necesitamos los puntos"

  • El ex cadista Diego Rivas muestra la ambición de una Real Sociedad que está obligada a ascender

Hoy aquí y mañana allá. A más de un futbolista le habrá caído en el día de Reyes un nuevo juego de maletas. Pero quien no se va a mover en este mercado de invierno es Diego Rivas. El ex cadista vive en el seno de la Real Sociedad un buen momento, en lo personal y en lo colectivo, y sueña con un ascenso a Primera División que cada vez está más cerca para el rival del Cádiz este próximo sábado.

"Nosotros también necesitamos los puntos", escupía ayer el manchego, pensando más con la cabeza que con el corazón, al contrario de lo que hicieron los pupilos de Javi Gracia el pasado domingo ante el Nástic en el Ramón de Carranza cuando se quedaron en inferioridad numérica. Ambicioso. "Va a ser un partido complicado. El Cádiz tiene jugadores con mucha calidad del medio campo hacia arriba y también tiene a gente experimentada y veterana que sabrá cómo afrontar la cita. Confío en la victoria, pero mi pasado cadista me hace desear que el equipo amarillo salga pronto de esa mala situación y se sitúe en la parte tranquila de la tabla", confesaba Rivas.

La zona tranquila. No será esa zona el banquillo que ocupe Javi Gracia en Anoeta. "A un entrenador no se le destituye por noventa minutos. El futuro del entrenador del Cádiz no depende del partido del sábado, su trabajo se vendrá valorando desde hace mucho tiempo", explicaba el medio centro, un hombre experimentado en esto del fútbol.

"Cuando juegas contra un equipo en el que has invertido parte de tu vida, siempre sientes algo especial. Y con el Cádiz no va a ser menos. Fue una temporada que me dejó bellos recuerdos, pero también una herida para toda la vida. Estuve lesionado mucho tiempo en la segunda vuelta y el penalti que falló Paz y que nos mandó a Segunda División B fue demasiado cruel. Tardé días en recuperarme, se me caían las lágrimas", concluyó el ex jugador del Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios