cádiz cf

Un misterio con variantes

  • Las incógnitas de cara al importante encuentro frente al Sporting de Gijón son si Cervera apuesta por uno o dos delanteros y quién o quiénes serían los titulares

Barral, Carrillo, Dani Romera y Jona, los cuatro delanteros de la plantilla del Cádiz. Barral, Carrillo, Dani Romera y Jona, los cuatro delanteros de la plantilla del Cádiz.

Barral, Carrillo, Dani Romera y Jona, los cuatro delanteros de la plantilla del Cádiz. / lof/g.m.

El sustituto del sancionado Álex Fernández -sufre el pertinente castigo federativo que acarrea la acumulación de cinco cartulinas amarillas- no es el único interrogante que rodea a la alineación del Cádiz en el trascendental encuentro contra el Sporting de Gijón del próximo domingo -a partir de las seis de la tarde en el estadio Ramón de Carranza-.

Más allá de otras modificaciones que pueda deparar el once -nunca se sabe qué puede pasar en el lateral izquierdo-, la duda planea también sobre la delantera, la posición más inestable a lo largo de la temporada. Por lesiones o decisiones de carácter técnico, no hay un futbolista pueda ser identificado como la auténtica referencia en la zona más adelantada, al contrario que sucede en la portería -Alberto Cifuentes-, en la defensa -Kecojevic y Servando-, el centro del campo -Jon Ander Garrido y el propio Álex Fernández- y los extremos -Salvi y Álvaro García-.

La incógnita con vistas a una de las citas más relevantes de la temporada se bifurca en una doble vertiente. Una, si Álvaro Cervera se decantará por uno o dos delanteros. Otra, por quién o quiénes apostará el preparador cadista. El punto de partida es que el entrenador dispone de los cuatro arietes, un hecho poco habitual a lo largo de una campaña condicionada por los numerosos problemas físicos contabilizados en la plantilla.

El técnico tiene un amplio margen de elección y cualquier combinación es posible. Jona y Dani Romera fueron titulares en el reciente compromiso disputado en el campo del Reus -saldado con derrota por 1-0-. David Barral y Carrillo salieron de inicio en el anterior choque en casa contra el Almería, resuelto con empate a cero. El míster colocó de entrada dos arietes en las tres últimas citas -en Vallecas repitió la pareja formada por Barral y Carrillo-, aunque en dos de ellas el murciano se ubicó en la banda derecha en lugar del lesionado Salvi.

El isleño parecía haberse convertido en la apuesta de Cervera en las citas más cercanas en el tiempo, pero el pasado fin de semana no pudo viajar a Reus por un proceso gripal del que ya se ha recuperado. Esta semana se entrena con normalidad y puja por un puesto como uno más. Tene papeletas para regresar a la titularidad. Es el único delantero del conjunto amarillo que ha perforado la portería contraria en la segunda vuelta -marcó el tanto de la igualada en el choque ante el Rayo- y es el ariete de la plantilla que más tantos lleva durante la temporada: ocho, distribuidos en cinco en la Liga y tres en la Copa del Rey. Le siguen Carrillo -cuatro en el torneo de la regularidad- y Dani Romera -dos en el campeonato y otro par en la cita copera-.

Jona, que llegó en el mercado de invierno procedente del Córdoba, aún no se ha estrenado en su segunda etapa como cadista. En la anterior, en el curso 2014/15, firmó 21 tantos en Segunda División B.

Barral es el que más minutos acumula entre Liga y Copa -1.030 en la primera y 460 en la segunda para un total de 1.490-, aunque Carrillo es el ariete cadista que más juega los fines de semana -1.308, que ascienden a 1.420 con los de la Copa-. Dani Romera suma casi 900 entre los dos torneos -630 más 280- y Jona acredita 638 en los envites ligueros.

La cuestión es si el domingo arranca el duelo con uno o dos delanteros en la formación del Cádiz. El 4-4-2 fue el sistema escogido por Cervera en Reus, pero no está claro si continuará con ese dibujo porque tiene la opción de colocar un trivote -Garrido, Abdullah y Eugeni, por ejemplo- o un mediapunta en el caso de que se decida por Alberto Perea, que desde el martes trabaja con normalidad después de haber dejado atrás una lesión que le impidió participar en el último encuentro.

No es fácil adivinar el caminó que elegirá el míster porque las alternativas son múltiples. ¿Un delantero y un mediapunta? ¿Un delantero y un trivote? ¿Dos delanteros? Lo único que no cambia es el principio básico de aplicar una defensa colectiva para cerrar la portería y salir con velocidad en busca del marco contrario, sin necesidad de atesorar un elevado porcentaje de posesión del balón. Ese es el camino. Otra cosa es que el rival, poderoso, se cierre en su guarida y ceda el esférico a un Cádiz que no suele sentirse cómodo cuando se ve obligado a llevar la iniciativa en el juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios