cádiz cf

La misma exigencia con otros jugadores

  • Cervera confirma las bajas de Sankaré, José Mari, Mauro, Álvaro, Dani Romera, Perea y Rubén Cruz

Gesto pensativo del entrenador del Cádiz en el transcurso de una sesión preparatoria. Gesto pensativo del entrenador del Cádiz en el transcurso de una sesión preparatoria.

Gesto pensativo del entrenador del Cádiz en el transcurso de una sesión preparatoria. / fito carreto

Una semana para olvidar a la espera del encuentro de mañana en el Nuevo Carlos Tartiere. Álvaro Cervera afronta el partido en Oviedo con las bajas ya seguras de Sankaré, José Mari, Álvaro García, Dani Romera, Perea, Marcos Mauro y Rubén Cruz. Además, Salvi y Carpio se encuentran con problemas físicos y se va a esperar a la sesión de hoy, la última, antes de tomar una decisión con ambos futbolistas.

La situación se ha ido tornando cada vez más adversa en los últimos días para el máximo responsable del plantel amarillo, ya que a las ausencias que arrastra en muchos casos desde pretemporada o la primera semana de competición, del encuentro contra el Nástic al de mañana en Oviedo la lista ha subido en cantidad y con futbolistas que estaban siendo muy importantes. Los casos más preocupantes de estos últimos apuntan a Álvaro García y Marcos Mauro.

"Se ha complicado mucho la semana y al margen de las bajas seguras, estamos esperando la evolución de Salvi", que entrenando se torció un tobillo. "Si lo recuperamos estaremos los 18 justos para el viaje. Salvi ha hecho hoy (ayer para el lector) algo más pero ayer (jueves para el lector) no entrenó. Hay varios tocados y esperamos contar con ellos", una lista en la que se encuentra Carpio.

"Las lesiones musculares forman parte de esto, pero me preocupa porque no somos un equipo de muchas lesiones. Si esta situación se alargara en el tiempo el equipo lo acusaría seguro. Hemos hecho una plantilla con cantidad y calidad. Tres bajas, vale; pero siete...", se lamentaba el entrenador en la sala de prensa de El Rosal. Tampoco trataba de ampararse en una excusa para dar explicación a tanta dolencia y se limitó a decir lo siguiente: "El campo no ha llegado a estar bien; Carranza de una manera y el de entrenamiento de otra".

A pesar de esta circunstancia, advierte que "la exigencia es máxima y vamos a intentar sacarlo adelante con la gente que tenemos". "Sacaremos un equipo competitivo", agregando que "todos los partidos son exigentes y nosotros los llevamos al límite". "Lo vamos a intentar sacar adelante con la gente que tenemos; será un equipo competitivo. La exigencia es máxima y no se ficha a un jugador para que juegue por otro; se ficha para que compita igual".

El análisis del Oviedo le llevó a decir que "he visto un equipo con físico, de los que gustan en Segunda División". "Me parece que va a ser un encuentro muy físico. Ellos tienen las ideas muy claras y nosotros debemos empujar todo el partido para hacerles daño, aunque realmente a ellos no les veo fisuras". Y piensa que el liderato juega un papel secundario en el choque. "Cuando empiezas no haces cábalas. Hemos hecho una buena plantilla y nuestra obligación es ir a Oviedo a ganar".

En este sentido salió a relucir cuál puede ser la clave del equipo para rendir bien a pesar de las bajas y de haber firmado un inicio de competición tan favorable. "El éxito del Cádiz se puede resumir en varias líneas, pero una de ellas es el vestuario que tenemos, que es muy cómplice. Trabajamos para eso y se analiza la personalidad cuando fichamos a un jugador".

A la espera de lo que suceda con Salvi, el centro de la defensa preocupa al entrenador porque debe elegir entre Mikel Villanueva e Ivan Kecojevic para reemplazar a Marcos Mauro. "Mikel está más activo, pero Ivan te da el estar más acostumbrado a jugar. Los dos tienen un juego más pausado y calmado. Kecojevic es muy buen jugador por arriba y es más tranquilo. Mikel es más impulsivo pero cualquiera de los dos lo puede hacer bien ante una delantera como la del Oviedo", explicaba Cervera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios