cádiz | lucena · la PREVIA

El liderato impone la obligación del triunfo

  • Los amarillos deben recobrar la senda de la victoria en casa para aprovechar la nueva ocasión de marcar distancias con la segunda plaza, ocupada por los cordobeses · Óscar Pérez vuelve al once

Comentarios 5

La lucha por el liderato llega a uno de sus momentos claves de la temporada. Alcanzar la fase de ascenso como campeón de grupo es tan importante que la cita de esta tarde entre el Cádiz y el Lucena (estadio Ramón de Carranza, a partir de las cinco) adquiere una dimensión mucho mayor de lo que hubiese sido imaginable hace algunos meses. Nadie contaba con los sorprendentes lucentinos como aspirantes a campeón del grupo IV.

De nuevo un partido en casa para el conjunto amarillo y otra vez contra el segundo clasificado. De nuevo una oportunidad para marcar distancias y adquirir suficiente holgura para encarar con tranquilidad la recta final de la fase regular. Y ello pasa por la victoria en el último compromiso liguero del mes de febrero.

Hace dos semanas fue la Balona y ahora es el turno del Lucena, el único equipo que le ha pintado la cara al Cádiz esta temporada. Fue en la primera vuelta y el sonrojante 3-0 recibido por el cuadro gaditano se convirtió en una lección de humildad para unos jugadores que aprendieron que la temporada no iba a ser un camino de rosas. Ese duro traspié resultó una medicina reparadora para un Cádiz que desde entonces sólo ha conocido la derrota en una ocasión (1-0 contra el Sevilla Atlético en el tiempo de prolongación y de gol olímpico).

El equipo de Jose González afronta el encuentro desde la situación de privilegio que supone ostentar el liderato, pero con la necesidad de sumar un triunfo que tendría más de un efecto beneficioso para los intereses de la escuadra amarilla. Sumar hoy los tres puntos supondría dejar al conjunto cordobés a siete puntos de diferencia y darle un golpe moral en la pelea por la primera plaza. La victoria garantizaría además un colchón de seis puntos de margen sobre el segundo en el caso de que el San Roque de Lepe gane hoy su partido contra el Betis B.

Ganar hoy disiparía las dudas que se hayan podido generar en casa en las últimas fechas. Ningún equipo ha conseguido salir victorioso del estadio Carranza este curso, pero no es menos cierto que el Cádiz se atasca delante de su afición y no conoce el éxito en su feudo desde el primer choque de 2012 contra un desahuciado Polideportivo Ejido (3-0). Después llegaron dos empates frente al Jaén y la Balona, pero antes las tablas reinaron también en la última cita casera de 2011, con igualada ante el cuadro lepero. Así, un triunfo devolvería la dinámica ganadora en Carranza y además lo haría en un choque clave para consolidar el liderato.

En el plano deportivo, la buena noticia en medio de tantas lesiones es que Jose recupera a Óscar Pérez, restablecido de la fractura del cúbito y radio de su brazo izquierdo sufrida el pasado 21 de enero en el duelo contra el Ceuta. El medio ha trabajado bien esta semana con la plantilla y su concurso hoy gana enteros en el centro del campo para formar pareja con Héctor Yuste.

Aulestia estará en la portería, con De Coz en el lateral derecho y Góngora en el izquierdo. El malagueño vuelve a la titularidad favorecido por la sanción federativa de Camille. En el centro de la defensa hay tres candidatos para dos puestos, aunque Baquero gana enteros para salir de inicio. Ferreiro e Ikechi Anya serán los dueños de las bandas, al igual que Cases de la mediapunta. La duda del entrenador se cierne en el puesto más adelantado del ataque, donde dispone de tres hombres para esa posición: Dioni (titular en Cáceres), Juanjo y Akinsola. Difícil elección.

más noticias de CADIZ CF Ir a la sección Cadiz CF »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios