cádiz | almería

Un 'gallito' en otro papel

  • El equipo rojiblanco repite por tercera campaña consecutiva el guión de acabar peleando por la permanencia a pesar de su ambición inicial

Los jugadores del Almería asisten a un minuto de silencio poco antes del comienzo de un encuentro de Liga. Los jugadores del Almería asisten a un minuto de silencio poco antes del comienzo de un encuentro de Liga.

Los jugadores del Almería asisten a un minuto de silencio poco antes del comienzo de un encuentro de Liga. / javier alonso

La temporada del Almería, por tercer año consecutivo, viene marcada por la compleja situación del equipo en la competición liguera. Las campañas 2015-16 y 2016-17 acabaron con el equipo muy cerca del cuchillo del descenso a Segunda B, y la que ahora encara la recta final tiene el mismo escenario. El pozo de la categoría de bronce sigue abierto y Lucas Alcaraz trata de esquivarlo para dejar en Segunda A un equipo que significa mucho para él. Nueve encuentros le restan al cuadro almeriense para frenar una tendencia que no termina de ser positiva.

Desde su llegada al banquillo con la temporada ya iniciada y después de la aventura al frente de la selección argelina, el preparador se hizo cargo del equipo y en apenas dos semanas le dio tiempo para cambiar la dinámica de un equipo que estaba hundido. Desde el orden sobre el terreno de juego, como le gusta a Alcaraz, ha ido sumando puntos hasta sacar al equipo de la zona baja, concretamente de los puestos de descenso. Desde su fichaje, el Almería ha juntado líneas sobre el terreno de juego, es más intenso, más vertical y más competitivo, por lo que cumple con algunas de las claves para Alcaraz.

Es uno de los pocos jugadores que ha aprobado con nota alta la temporada pase lo que pase hasta el final. René Román, que llegó en verano del Girona, mantuvo vivo al Almería en una gran cantidad de partidos gracias a sus intervenciones, haciendo olvidar la etapa de Casto Espinosa en la meta rojiblanca. El gaditano, natural de El Bosque, reconoce que ha llegado 'tarde' al fútbol de élite, pero para alcanzar el éxito siempre hay tiempo y a sus 34 años no ha dejado ni la más mínima opción de debutar a Fernando Martínez. Normalmente no suele salir en la foto ni acaparar los titulares, pero la temporada de René está siendo de notable alto.

Joaquín y Nano son los más utilizados en la zaga, siendo el segundo, ex cadista, uno de los hombres en los que confía Alcaraz. La defensa, como todo el equipo, ha ganado en disciplina y ahora es un cierre de mayor garantía.

Del mismo apellido que el entrenador, el pivote Rubén Alcaraz lleva nueve goles -muchos de ellos de bella factura- en 32 encuentros. Es el máximo realizador del equipo. Entre Juan Muñoz, Pablo Caballero y Soleri se reparten los goles en una delantera que no está especialmente inspirada en la presente campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios