De fundamental a descartado

  • El club prescinde de Kike Márquez, renovado hace siete meses, considerado hace unas semanas por el técnico como una pieza básica en el equipo y titular el pasado domingo

Comentarios 8

Kike Márquez es el primer jugador descartado. No será el último. El  Cádiz comunicó ayer al representante del futbolista que no cuenta con los servicios del jugador y que se disponía a cursar su baja federativa. Tras informar al afectado no en persona, sino a través de su agente, el club tramitó la ficha de David Sánchez, procedente del Melilla, que ya está disponible para jugar en cuanto el entrenador así lo considere.

El sanluqueño no entraba en las quinielas para ser uno de los elegidos para abandonar el plantel, pero fue el primero en caerse por decisión técnica. El fútbol, como la vida, da muchas vueltas. Tiene contrato hasta el 30 de junio de 2017 después de firmar su renovación el pasado mes de mayo. Medio año después, el club ya no quiere al jugador y su planteamiento inicial es buscar una cesión hasta final de la actual temporada para que en verano se reincorpore a la disciplina cadista, aunque no es descartable que se acabe produciendo una rescisión porque la intención del futbolista es desligarse de manera definitiva si no quieren contar con él.

El atacante recibió ayer la noticia de su baja federativa un día después de haber sido titular en el encuentro contra el Real Jaén que abría el año y cerraba la primera vuelta. Llama la atención que sea despedido horas después de estar en la alineación y que otros que fueron suplentes o no fueron convocados sigan en la plantilla. No hubo transición. Pasó del once a la calle de un día para otro, como si Claudio Barragán le hubiese dado la última oportunidad el pasado domingo. El técnico llegó a decir esta campaña que Kike Márquez es un jugador fundamental en el Cádiz. Ahora pasa de fundamental a descartado en una decisión que, como es lógico, no sentó nada bien al jugador, que estaba hundido.

El futbolista empezó el curso como titular indiscutible en la banda izquierda. Estuvo presente en siete de las ocho primeras alineaciones ligueras, pero a partir de la novena jornada dejó de ser un fijo para el preparador cadista. No entró en la convocatoria contra el Melilla justo después de la derrota de los amarillos -la primera de la temporada- ante el Real Murcia, y aunque regresó a la titularidad en el siguiente partido contra el San Roque de Lepe, volvió al ostracismo en los dos encuentros posteriores ante Linares y Betis B, en los que no participó. En esa especie de montaña rusa en la que vivía el jugador, fue de nuevo titular en los encuentros de las las jornadas 13, 14 y 15 (ante Balona, Sevilla Atlético y Almería B, sustituido durante la segunda parte de esos envites) para volver a quedarse sin jugar en el 16º capítulo liguero ante el Mérida. Titular después contra el Jumilla, suplente frente al UCAM Murcia y en el once inicial contra el Real Jaén, Kike Márquez fue entrando y saliendo del equipo hasta que disputó el pasado domingo su último partido con el Cádiz al menos esta temporada, en la que llevaba tres goles (ante Cartagena, Algeciras y Sevilla Atlético).

El sanluqueño protagonizó un buen arranque de campaña, aunque su rendimiento fue a menos y perdió protagonismo hasta el extremo de dejar de contar con asiduidad para el cuerpo técnico. El Cádiz se queda sin un jugador de calidad

Kike Márquez recaló en el Cádiz en el ejercicio 2013/14 procedente del Atlético Sanluqueño. Esa campaña su nombre sonó con fuerza para ser cortado en el mercado de invierno, pero se ganó su continuidad tras marcar los dos goles que dieron el triunfo (2-1) al Cádiz frente al Écija. Durante su estancia en el conjunto amarillo ha participado en 78 partidos de Liga, seis de la fase de ascenso y tres de la Copa del Rey. 87 en total. Más de 5.000 minutos en defensa del escudo cadista y 13 goles en su haber (12 en Liga y uno en Copa), cinco en su primera campaña, otros tantos en la segunda y los tres de la actual.

Uno de los momentos más complicados para Kike Márquez durante su trayectoria en el Cádiz fue en el partido de ida de última eliminatoria de la fase de ascenso contra el Athletic de Bilbao B disputado en San Mames, cuando fue sustituido antes de la media hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios