cádiz cf

La felicidad de Ivan Kecojevic

  • Destaca su ampliación de contrato y admite que "estoy disfrutando"

El central balcánico conduce el esférico en un entrenamiento. El central balcánico conduce el esférico en un entrenamiento.

El central balcánico conduce el esférico en un entrenamiento. / fito carreto

Ivan Kecojevic es el jugador de la defensa del Cádiz que está de moda en los últimos días. Inmerso en el tramo final de una campaña muy seria por su parte, el central de Montenegro sabe que tiene por delante un futuro de color amarillo gracias a su reciente ampliación de contrato. El zaguero llegó casi desde el papel más desconocido de cuantos fichajes realizó el equipo en pretemporada, aunque su rendimiento ha salido de notable alto hasta el punto de causar sensación más allá del Ramón de Carranza. Otros conjuntos le han seguido de cerca pero Kecojevic ha asegurado su estancia en el cuadro gaditano hasta el 30 de junio de 2020.

El defensor, que el pasado verano llegó procedente del Zürich, sabe que se ha convertido en una pieza importante del vestuario porque su rendimiento así lo demuestra. Pero otorga prioridad al grupo y a lo sucedido en la última comparecencia de Liga, en Reus. "Fue un partido malo, pero tenemos que seguir y olvidar este partido. Estas cosas pueden pasar", indicó ayer nada más comenzar su comparecencia en las instalaciones de El Rosal.

Seguidamente salió a relucir la vertiente más personal, la de su papel dentro del grupo, su rendimiento alto y la confianza que transmite al resto de compañeros, al club y a la afición. Kecojevic no ocultaba ayer que el momento que atraviesa es muy favorable. "Estoy muy feliz y muy contento de poder ayudar. Estoy disfrutando aquí y pienso que es una buena temporada para mí y que está siendo una buena temporada de todo el equipo".

Todo ello con una reciente ampliación de contrato que pone de relieve que la campaña del central cadista se ha ganado el reconocimiento general, a pesar de que él mismo tenía dudas cuando llegó de que las cosas le fueran a rodar tan bien. "Al principio no imaginaba que pudiera renovar tan pronto, pero cuando empecé a jugar vi que sí era posible", aclaraba mientras mostraba un gesto de clara satisfacción.

Ivan Kecojevic, que hace pocos días cumplió 30 años, fue una de las adquisiciones del Cádiz en pretemporada, un jugador que se puede considerar un acierto de la 'factoría' Pina-Cordero. Con Mikel Villanueva, Servando, Marcos Mauro y Sankaré -hasta que éste contó con licencia federativa- daba la sensación de que lo iba a tener complicado por su desconocimiento del fútbol español y el habitual problema del idioma, aunque todo eso ha quedado minimizado por su profesionalidad. Esta fue ayer su valoración de la competencia en el puesto. "Cada central en este equipo tiene buenas cualidades y cualquiera puede jugar".

El central balcánico sabe que el próximo domingo toca apretar los dientes, a la espera del temible Sporting de Gijón. "Es un partido complicado, si bien considero que jugamos mejor contra equipos de arriba. Nosotros solo pensamos en el próximo partido, y que venga lo que tenga que venir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios