cádiz cf

Sin un faro en punta

  • El conjunto amarillo, a diferencia de la pasada temporada, carece de un referente goleador

  • La delantera cadista, la que menos tantos aporta de los equipos que están arriba

Carrillo trata de alcanzar el balón en uno de los partidos que el Cádiz ha ejercido de visitante. Carrillo trata de alcanzar el balón en uno de los partidos que el Cádiz ha ejercido de visitante.

Carrillo trata de alcanzar el balón en uno de los partidos que el Cádiz ha ejercido de visitante.

La falta de gol se convierte en un grave problema. El Cádiz se mantiene en la zona noble de la clasificación pero con una tendencia descendente. En las últimas jornadas ha bajado de la segunda a la cuarta posición y si no regresa pronto la senda del triunfo está condenado a ceder más plazas. No desprende buenas sensaciones y no termina de ver puerta. Sin gol el retroceso es la consecuencia inmediata. Más allá de que se pueda discutir el planteamiento de Álvaro Cervera en los partidos más recientes, si el equipo no marcó contra el Lorca no fue por el sistema de juego sino por los graves errores acumulados en la faceta más determinante, la del remate, la que da puntos o los quita si la pelota no va en la dirección adecuada.

Las comparaciones suelen ser odiosas pero la realidad es que el Cádiz carece de un delantero de referencia como sí tenía la pasada temporada. La sombra de Alfredo Ortuño es alargada. Él fue el faro en ataque con sus 17 goles pese al bajón que sufrió en la recta final -le llegó a costar la suplencia- y sus tantos ayudaron a firmar una brillante quinta posición que pocos esperaban. Había una referencia arriba, un titular cada fin de semana, al contrario de lo que sucede ahora.

Cualquier aficionado que desmenuce esta campaña la alineación del Cádiz de carrerilla se atascará cuando llegue el turno de elegir el delantero. No hay uno que sea fijo y el que estaba llamado a liderar el ataque es el que en la práctica menos minutos dispone. Entra poco en los planes del entrenador.

Álvaro Cervera demuestra con hechos que apenas cuenta con los servicios de David Barral. Algo pasa para que el isleño acostumbre a ver los encuentros desde la grada. En el choque contra el Lorca, Jona comenzó el partido y Carrillo y Dani Romera esperaron en el banquillo mientras el de San Fernando ni siquiera entró en la convocatoria. Juega poco por razones técnicas.

Empezó la temporada con un sitio en el once y aportó goles aunque fue perdiendo sitio con el paso de las jornadas en beneficio de José Ángel Carrillo, que se hizo con la titularidad.

Dani Romera tuvo que pasar por un proceso de adaptación y además sufrió el látigo de las lesiones. Rubén Cruz se marchó en enero sin haber visto puerta y su sustituto, Jona, no ha tardado en hacerse con el puesto en el once aunque aún no se ha estrenado como goleador.

Los números demuestran que el Cádiz no dispone de un ariete que lidere el ataque como sí tiene otros equipos: Cucho Hernández en el Huesca -ahora lesionado-; De Tomás en el Rayo Vallecano; Machís y Joselu en el Granada; Linares y Toché en el Oviedo; Guillermo en el Numancia; Michael Santos en el Sporting de Gijón; Jaime Mata en Valladolid... En el conjunto amarillo las titularidades están muy repartidas en 28 jornadas: diez Barral y Carrillo, siete Dani Romera, cuatro Rubén Cruz -ahora en el Cartagena- y otras cuatro Jona. ¿Cuál es delantero de referencia? Ninguno a tenor de las frecuentes variaciones que realiza el míster. Los cuatro delanteros han salido de inicio en al menos un partido de los siete disputados de la segunda vuelta: uno Dani Romera y Barral, dos Jona y tres Carrillo. Pero hay más. De los cinco goles marcados por el Cádiz pasado el ecuador del campeonato, ninguno fue obra de los jugadores que viven más cerca de la portería. Los delanteros del Cádiz no se han estrenado en la segunda vuelta. Hace dos meses que no dan en la diana. Para hallar el último tanto de un ariete del equipo amarillo hay que remontarse al pasado 15 de diciembre, nueve jornadas atrás, cuando en la victoria (3-1) contra el Barcelona B en el estadio Carranza Carrillo anotó dos dianas. Ahí se acabó la producción de los artilleros.

La delantera de la escuadra amarilla es en conjunto la que menos goles aporta de todos los equipos que andan metidos en la batalla por las posiciones altas de la clasificación. Entre los cuatro suman diez tantos en la Liga (cuatro Barral, cuatro Carrillo y dos Dani Romera). El máximo goleador de LaLiga 1|2|3, Jaime Mata (Valladolid), acredita él solo, con sus 23 dianas, más del doble que todo el ataque del Cádiz.

El Huesca, líder pese a sufrir dos derrotas consecutivas, cuenta con los 15 goles que han aportado sus atacantes, además de la inestimable colaboración del centrocampista Gonzalo Melero, que atesora una docena. Los delanteros del Rayo, con 17 tantos, llevan siete más que la línea atacante cadista, y en el Granada los arietes han contribuido hasta el momento con 23 tantos.

En el Oviedo -quinto en la tabla de Segunda División A- la producción anotadora de la delantera, con 11 aciertos, es similar a la del Cádiz, mientras que la del Numancia se eleva a 16, superior a la de los amarillos. El Sporting y el Osasuna, con 14 goles cada delantera, también está por encima del ataque del equipo amarillo. El Zaragoza, que se ha apuntado a la puja por el acceso a la zona de play-off, se apoya en los 15 goles de sus delanteros.

Si el Cádiz quiere luchar por algo más que una permanencia que tiene amarrada necesita quesus delanteros lo tengan claro cuando estén delante de la portería contraria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios