"Si hubiera sido otro equipo no hubiera asumido este reto"

  • Víctor Espárrago aterriza por tercera vez en el club "con el objetivo de ayudar al Cádiz a salir de una situación complicada" · El uruguayo firma hasta junio y tiene una opción de renovación automática

Comentarios 18

El regreso de Víctor Espárrago es una realidad. El uruguayo es desde ayer nuevo entrenador del Cádiz, el club en el que ha triunfado en España y al que siempre ha profesado un cariño especial. Por tercera vez, los caminos del club cadista y del veterano entrenador se cruzan con un mismo objetivo: el éxito.

Después del mal trago por tener que destituir a Javi Gracia, la entidad se puso manos a la obra para cerrar el relevo del preparador navarro. Espárrago fue siempre la primera opción y por la que ha peleado concienzudamente Antonio Muñoz Vera. Si la opción del uruguayo fallaba, el presidente manejaba otra que estaba bien situada: David Vidal.

Espárrago firma por lo que resta de temporada, aunque su contrato tendrá una cláusula por la cual podrá ser renovado por una temporada más. Todo dependerá de la posición que ocupe el equipo al final de Liga.

Desde su Uruguay natal, a la espera de cerrar el billete para viajar cuanto antes a España, Espárrago atendió ayer la llamada de Diario de Cádiz, admitiendo tener "mucha ilusión" por volver. No pierde el tiempo a la hora de hablar de la situación deportiva del equipo, al que ha seguido dentro de sus posibilidades. "Estuve en España hasta el día 27 de diciembre, cuando me vine para Uruguay. Entonces ya estaba complicada la situación. Sabía que el tema no iba bien, pero el fútbol tiene estas cosas. Voy al Cádiz con la ilusión de seguir entrenando, que es lo más importante", explica.

Aclara que en el paso que ha dado ha tenido mucho que ver el hecho de que la llamada se haya producido desde Cádiz. "Si hubiera sido cualquier otro conjunto no hubiera asumido este reto, no iría. Es delicado y difícil el momento y la responsabilidad, pero siendo el Cádiz estoy dispuesto a ayudar a todos", apostilla el veterano técnico.

El deseo de Espárrago siempre ha estado cerca de los banquillos, junto a los que ha vivido profundas experiencias. "Siempre he mantenido la ilusión por entrenar. Por ejemplo, hace poco recibí la llamada del Albacete, también lo hicieron el Murcia y el Recreativo. Estuve a la espera aunque al final no se cerró nada", agregando que desde que salió del Cádiz en 2006 "he seguido viendo partidos en Sevilla y Cádiz", matizando de nuevo que "si no estuviera preparado no hubiese aceptado volver al Cádiz". "Se trata de un reto lindo, si bien habrá mucho en juego por lo importante que tenemos por delante".

Espárrago también tuvo ayer palabras para la masa social del Cádiz, a la que dice que "hay que darle poco mensaje; está curtida". "Sabe sufrir, disfrutar y es difícil engañarla. Es una afición señorial que sabe de esto y que quiere a su equipo. Dentro de España, es muy respetada porque es una enamorada de su equipo". Todo ello lleva al uruguayo a repetir que "es una responsabilidad tomar los mandos de este reto".

Junto a Espárrago vendrá Luis Soler, el hombre que fue algo más que su mano derecha en la última etapa del técnico en el Cádiz. "Luis está actualizado, sabe su función y nos complementamos bien. Es muy importante para mí tenerle a mi lado", concluye el nuevo entrenador del Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios