cádiz cf

La enfermería, por fin vacía

  • Cervera afronta la parte final de la semana de preparación del encuentro frente al Osasuna con toda la plantilla disponible, después de que Salvi se uniera al trabajo ayer

Álvaro Cervera observa a sus hombres mientras cargan una portería portátil en el campo 4 de El Rosal. Álvaro Cervera observa a sus hombres mientras cargan una portería portátil en el campo 4 de El Rosal.

Álvaro Cervera observa a sus hombres mientras cargan una portería portátil en el campo 4 de El Rosal. / fito carreto

Álvaro Cervera afronta la fase final de la semana con la grata noticia de que la enfermería del equipo se ha quedado vacía. Una situación muy difícil de conseguir en una temporada en la que se han acumulado excesivas dolencias en algunas fases. José Mari, que desde el pasado mercado de invierno se encuentra sin licencia federativa y, por lo tanto, no puede jugar, es el único futbolista que está lesionado. Pero todos los disponibles en cuanto a licencias están a disposición del entrenador.

En el entrenamiento del pasado martes existió algo de inquietud cuando Salvi Sánchez no realizó el trabajo previsto junto al grueso del grupo. Un tobillo que estaba inflamado recomendó que el extremo no forzara y se quedara fuera del trabajo, y de alguna manera las alarmas se encendieron por el papel tan importante que debe tener el sanluqueño dentro del equipo. La noticia más favorable se produjo ayer porque Salvi fue uno más en las instalaciones de El Rosal, demostrando que el tobillo está mejor y que debe llegar en condiciones para desplazarse mañana a Pamplona.

El entrenador tendrá que realizar siete descartes si la lista la componen 18 hombres

Tampoco existen problemas en cuanto a dolencias con los demás integrantes de la plantilla, lo que quiere que Cervera dispondrá de 25 jugadores para elaborar la convocatoria. Si en la sesión de hoy o en la de mañana no sucede nada raro, el preparador cadista tendrá que descartar a siete hombres para que se desplacen los 18 que pueden formar parte de la convocatoria. Otro asunto es que el entrenador decida citar a 19 futbolistas y una vez en suelo navarro realice un último filtro para descartar a uno.

Como era de esperar a tenor de los anunciado por la Agencia Estatal de Meteorología, el día de ayer resultó lluvioso en la provincia gaditana y el plantel cadista tuvo que entrenar bajo una lluvia que en algunos momentos resultó intensa. Sin dudas, otro inconveniente para que el cuerpo técnico tratara de poner en liza el plan previsto. A la lluvia hay que unir el viento, que dejó rachas importantes en las instalaciones de El Rosal. La sesión de ayer fue a puerta abierta, si bien la adversidad meteorológica provocó que apenas se acercaran espectadores.

Para hoy se cerrarán las puertas de la ciudad deportiva en la sesión matinal y de nuevo está previsto que la lluvia haga acto de presencia, por lo que puede ser que por segundo día consecutivo sea un inconveniente para desarrollar el entrenamiento. Al acabar la sesión de hoy, Cervera dará la rueda de prensa previa al partido contra el Osasuna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios