cádiz cf

El elevado precio de adaptarse a lo nuevo

  • Lucas Bijker ha sido capaz de apuntalar en los tres últimos meses su fortaleza como lateral izquierdo

Lucas Bijker se retira a la zona de vestuarios al acabar una sesión de trabajo en las instalaciones de El Rosal. Lucas Bijker se retira a la zona de vestuarios al acabar una sesión de trabajo en las instalaciones de El Rosal.

Lucas Bijker se retira a la zona de vestuarios al acabar una sesión de trabajo en las instalaciones de El Rosal. / fito carreto

La primera experiencia de Lucas Bijker en el fútbol español está pasando un proceso habitual en un jugador que el mes próximo cumplirá 25 años. Desde su aterrizaje en la primera semana del pasado mes de agosto se topó con el primer inconveniente: la barrera del idioma. Desde entonces ha ido creciendo como persona y jugador para integrarse en la ciudad y en el equipo. Todo ello hasta convertirse en una pieza muy importante en el lateral izquierdo hasta ser capaz de desbancar a Brian Oliván, casi intocable durante el curso pasado.

Lucas vive una temporada muy diferente a todas las anteriores desde que es profesional. Sus seis campañas en el balompié holandés (cuatro en el Cambuur y dos en el Heerenveen) nada tienen que ver con lo que vive esta campaña. De hecho, sólo en el presente curso liguero se ha quedado fuera de la convocatoria en Liga en más ocasiones que sumando las tres temporadas anteriores. Diez veces le ha pasado de amarillo y siete entre las campañas 2014-15, 2015-16 y 2016-17.

En los últimos tres meses Lucas ha crecido lo necesario para ser el futbolista que exige Álvaro Cervera y que requiere el equipo para su sistema de juego. Un lateral de corte ofensivo que, de alguna manera, está aprendiendo a defender como propone el entrenador. Lo cierto es que desde finales de octubre le viene ganando la batalla de la titularidad a su competidor en el lateral izquierdo, Brian Oliván.

Lucas Bijker pasó ayer por la sala de prensa de las instalaciones de El Rosal, una vez acabado la sesión preparatoria. El zaguero nacido en Brasil pero con nacionalidad holandesa habló de la mejoría de sus sensaciones tras un arranque de curso complejo. "Ahora estoy mejor. Los primeros meses eran un poco difícil porque el fútbol es diferente y el idioma también es muy diferente. Ahora el equipo está bien y yo me encuentro mucho mejor que al principio", expuso antes de aclarar que ha tenido que corregir su tendencia ofensiva a pesar de ser lateral. "Estoy siendo mejor en los últimos meses que el de los primeros días, ya que ha sido cuestión de tiempo. Desde el primer día yo hablé con Cervera, me dijo que lo primero era defender y lo segundo era atacar. A mí me gusta atacar más que defender, pero es lo que me pide el entrenador y lo que estoy haciendo".

Su conocimiento del fútbol español va en aumento y sabe a la perfección qué tipo de rival es el Oviedo, que el sábado visita el Carranza. "Sabemos que es un partido importante, tenemos los mismos puntos y si ganamos el sábado será perfecto. Si ganamos pues tendremos más posibilidades de ascender a Primera División", unas palabras ambiciosas que 'aliñaba' refiriéndose al conjunto asturiano. "El Oviedo viene sin perder pero contra nosotros será diferente. Jugamos en casa y ante nuestra afición es una ventaja".

El lateral izquierdo titular prefiere no mirar demasiado lejos en el tiempo, apelando al partido a partido tan de Simeone. "Creo que es muy importante pensar primero en este partido, intentar ganar y ya después hablaremos del resto de partidos que queden", finalizaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios