reus | cádiz

Algo más que la defensa

  • El acierto en las áreas se antoja clave para inclinar la balanza a favor

Dani Romera pugna por el balón con Pichu Atienza en el duelo ante el Reus de la primera vuelta. Dani Romera pugna por el balón con Pichu Atienza en el duelo ante el Reus de la primera vuelta.

Dani Romera pugna por el balón con Pichu Atienza en el duelo ante el Reus de la primera vuelta. / fito carreto

El Cádiz afronta un partido complicado ante uno de los adversarios más incómodos del campeonato. El Reus es un equipo que se pega como una lapa a sus rivales, funciona como un bloque y recibe pocos goles, sobre todo en su feudo. El conjunto catalán es el rey de los empates, 14, y el cuadro amarillo es el cuarto con más igualadas, 12. Entre los dos suman 26. La estadística conduce a un pronóstico para la cita de esta tarde de una equis y además sin goles, aunque los dos necesitan la victoria para acercarse aún más a sus objetivos.

En el choque de la primera vuelta, disputado en el estadio Carranza, el Cádiz sólo pudo doblegar al Reus gracias a una acción de estrategia. José Ángel Carrillo dejó los tres puntos en casa gracias a un oportuno cabezazo a la salida de un saque de esquina a la media hora de partido.

El balón parado resultó clave el triunfo de un equipo amarillo que está llamado a aprovechar una falta o un córner para tratar de sorprender a la escuadra tarraconense, que también atesora peligro en la estrategia.

La hoja de ruta de los hombres de Álvaro Cervera pasa una semana más por su consistencia, la que le sostiene en la parta alta de la clasificación, la que le permite pelear por el ascenso a Primera División. Aunque para poner en práctica el verbo ganar necesita algo más. El acierto en las dos áreas es más importante que nunca. La obsesión del entrenador es defender con el cuchillo entre los dientes y no regalar nada al contrincante, de ahí los movimientos de piezas que ha realizado en los últimos tiempos en busca de la máxima seguridad. La solidez atrás necesita acompañamiento en la parte de arriba. El acierto en el área contraria es imprescindible para pulsar la tecla de la victoria, que a su vez sirve de impulso en la tabla. El primer paso es generar oportunidades. El segundo, se capaz de meter la pelota en la portería. Ninguno de los dos asuntos es fácil frente a un rival que sabe cerrar espacios aunque ejerza de anfitrión. Se miden dos equipos con estilos similares en el concepto defensivo. ¿Quién se hará cargo del esférico?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios