cádiz cf

El adversario más en forma

  • El Oviedo llegará al Carranza sin perder los últimos diez encuentros

Álex Fernández conduce el balón delante de Ramón Folch en el partido de la primera vuelta. Álex Fernández conduce el balón delante de Ramón Folch en el partido de la primera vuelta.

Álex Fernández conduce el balón delante de Ramón Folch en el partido de la primera vuelta. / lof

El duelo por la segunda plaza está servido. El Cádiz tratará de sostener el próximo sábado el puesto de ascenso directo y para ello está obligado a vencer al Real Oviedo, tercero con los mismos 44 puntos que atesoran los amarillos. No cabe otra opción que la victoria para continuar en la misma posición. Mientras el conjunto entrenado por Álvaro Cervera frena en los últimos tiempos su producción con tres envites seguidos sin el dulce sabor del triunfo -dos puntos de los últimos nueve-, la escuadra dirigida por Juan Antonio Anquela va a más en la competición hasta el extremo de ser en la actualidad el equipo más en forma con permiso del Huesca, que ha metido la directa en dirección a su primer viaje a Primera División y a día de hoy parece inalcanzable en el liderato con los ocho puntos de ventaja que le lleva a sus más cercanos perseguidores.

El cuadro carbayón comparece el sábado de Carnaval en al estadio Ramón de Carranza con el brillante expediente que forman los diez encuentros consecutivos sin perder -los más recientes- que dan una idea del potencial de un adversario que no esconde que su objetivo es dar el salto a la élite. Toda una prueba de fuego que medirá la temperatura de un Cádiz que tiene la oportunidad de demostrar que puede codearse con rivales más potentes de la categoría de plata.

Los asturianos no conocen la derrota desde hace casi tres meses, cuando cayeron 3-1 a domicilio ante Real Valladolid el pasado 18 de noviembre en un duelo entre candidatos a ocupar el trono. Su balance desde entonces es de siete triunfos y tres empates, es decir 24 puntos de 30 que le hacen llamar a la puerta de la segunda plaza en la que aún resiste el Cádiz, que en la primera vuelta perdió 1-0 en el Carlos Tartiere.

A los de Cervera tampoco les fue mal en las últimas diez jornadas, en las que sumaron 21 puntos, tres menos que un Oviedo que si algo demuestra es fortaleza, como demostró el pasado domingo en el derbi contra el Sporting de Gijón. Los carbayones, que jugaron en casa, empezaron perdiendo pero acabaron remontando para ganar 2-1 en una prueba palpable de su capacidad de reacción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios