cádiz | valladolid

"Lo achaco a la falta de fuerzas"

  • Cervera piensa que sus pupilos mostraron poca frescura y no está preocupado por el error de Cifuentes

Álvaro Cervera gesticula mientras atiende a una pregunta en la rueda de prensa posterior al partido. Álvaro Cervera gesticula mientras atiende a una pregunta en la rueda de prensa posterior al partido.

Álvaro Cervera gesticula mientras atiende a una pregunta en la rueda de prensa posterior al partido. / jesús marín

Comentarios 1

Serio, como no podía ser de otra manera, el entrenador del Cádiz empezó explicando el planteamiento del Valladolid. "Ellos pusieron una acción rara para lo que hacen otras veces. Pensamos que nos iban a crear más problemas, pero ese no fue el asunto. Pasaban de medio campo y no creaban mucho peligro. El juego suyo ha sido bueno por el resultado. No nos han puesto en muchos problemas aunque no hemos sido capaces de hacer gol porque no estamos bien. Al equipo le veo falta de fuerza física, falta empuje. No ha sido un partido para que ganase algún equipo".

No vio Cervera poco orden en sus hombres al indicar que "el equipo no ha estado desordenado en el campo". "El contrario, por ese supuesto desorden, no nos ha creado problemas. Al final lo que se buscaba era con Aitor y Álvaro llegar por la izquierda, y que Ortuño, Güiza y Santamaría pudieran rematar algunos de los centros. Y si ellos volvían que nos cogieran con cuatro jugadores atrás".

En cuanto al gol y al error de Cifuentes, dijo lo siguiente: "El partido viene definido por el gol, no por el fallo de Cifuentes. No me preocupa ese fallo porque de diez, para diez. Hay que matizar que todo viene marcado por el gol; el gol decide el partido, no el fallo", repetía el preparador.

Seguidamente, sorprendió al responsabilizar de lo sucedido a la fortaleza de sus pupilos. "Achaco lo sucedido a la falta de fuerzas. Cuando no puedes ir al ataque te quedas atrás porque no te ves bien físicamente. En la salida de balón desde atrás no somos el equipo más virtuoso, y de la otra manera lo llevamos bien. Como no hemos tenido la ida y vuelta de otras veces, queremos venir atrás y jugar al costado. Los jugadores están cogiendo el ritmo pero no me gusta que se juegue así".

Y ese problema de fuerzas, ¿por qué?. "Hemos estado parados doce o quince días. Creo que hemos parado demasiado. Tenemos gente como Garrido y José Mari que nos dan esa fuerza. Y no desmerezco a los que están, pero si falta fuerza y Álvaro y Salvi no están, se nota. Los jugadores fuertes de nuestro equipo se encuentran fuera".

Para acabar, no le duele más la derrota por la forma de producirse, si bien entiende que no fue un encuentro para salir sin premio. "Doler, duele siempre. No ha sido el equipo más difícil que hemos tenido en casa. Te quedas dolido, es cierto. No hemos hecho un buen partido, aunque no es para perder. Hay que perder otros partidos, no este".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios