Cádiz CF

El Zaragoza se convierte en un 'amigo' en los empates

  • Los seis puntos contra los maños son de oro puro en muchas igualadas

Alberto Perea, que estuvo muy inspirado, burla la vigilancia de Febas en el importantísimo Cádiz-Zaragoza. Alberto Perea, que estuvo muy inspirado, burla la vigilancia de Febas en el importantísimo Cádiz-Zaragoza.

Alberto Perea, que estuvo muy inspirado, burla la vigilancia de Febas en el importantísimo Cádiz-Zaragoza. / fito carreto

El triunfo cosechado el pasado lunes contra el Zaragoza en el Ramón de Carranza no supuso tan solo sumar tres puntos de una tacada y evitar que un adversario directo en la pugna por las posiciones para la fase de ascenso incrementara su cuenta. A esos indudables beneficios tangibles cabe añadir otro que de momento se mueve en el terreno de lo hipotético pero que una vez celebrada la 42ª y última jornada de la competición regular podría convertirse en oro puro para la escuadra cadista.

Ya es archisabido que lo igualado de la competición, con los clasificados entre las posiciones cuarta y novena muy parejos en puntuación a falta únicamente de tres jornadas, parece un presagio de que la clasificación final podría registrar algún empate a puntos de carácter decisivo a la hora de conocer la identidad de uno o más de los cuatro conjuntos que protagonizarán las eliminatorias destinadas a seleccionar el acompañante de la pareja que obtenga el ascenso a la máxima categoría de manera directa.

Tras los dos partidos celebrados entre rivales directos en la 39ª jornada, la revisión de la guía de la resolución de empates a puntos publicada la pasada semana experimenta una clara mejoría en muchos de los casos gracias a ese balsámico 2-0 endosado al Zaragoza. El equipo maño sigue siendo un enemigo para los entrenados por Álvaro Cervera, pero podría convertirse dentro de poco más de dos semanas en una especie de aliado, pasando de enemigo a amigo involuntario.

Los amarillos han saltado a encabezar muchos de los múltiples empates a puntos en los que aparecen juntos Cádiz y Zaragoza, gracias a los seis puntos acumulados contra los aragoneses en las dos vueltas.

En cualquier caso, no todo el monte es orégano porque en otros de esos empates se siguen pagando caros tanto no haber logrado ningún punto en los dos enfrentamientos particulares con el Osasuna como el pobre balance de un punto en los dos compromisos frente al Numancia.

Las peores situaciones se darían en el cuádruple empate con Zaragoza, Osasuna y Numancia (el Cádiz sería tercero o incluso cuarto); en el quíntuple con Zaragoza, Osasuna, Oviedo y Numancia (el Cádiz sería tercero o cuarto); en el quíntuple con Granada, Zaragoza, Osasuna y Numancia (el Cádiz sería cuarto); o en el séxtuple con Granada, Zaragoza, Osasuna, Oviedo y Numancia (el Cádiz sería quinto).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios