cádiz cf

Visto bueno a Dani Romera

  • El delantero logra por fin desvincularse del Barça y en breve el club hará oficial su fichaje

  • Perea, compañero en el filial azulgrana, es muy del agrado cadista y de su Albacete natal

Dani Romera posa en una muralla del Parque de las Familias, en Almería. Dani Romera posa en una muralla del Parque de las Familias, en Almería.

Dani Romera posa en una muralla del Parque de las Familias, en Almería. / javier alonso

Dani Romera ha dado un paso más en su camino por cambiar la camiseta azulgrana del Barcelona B por la amarilla del Cádiz. El atacante ha conseguido, por fin, desvincularse del club catalán, con el que le quedaba un año más de contrato. Eso significa que no existen obstáculos para que el Cádiz pueda anunciar su fichaje.

El delantero almeriense era uno de los objetivos claros del club gaditano en el presente mercado de verano, ya que la delantera se ha quedado huérfana por completo tras la marcha de Alfredo Ortuño, Dani Güiza y Gorka Santamaría. El ariete vendrá a pelear por una posición en la que la aspiración de los dirigentes apunta aún por encima porque la sombra de Ortuño continúa siendo alargada.

Dani Romera, que el mes que viene cumplirá 22 años, es un jugador formado en las canteras de La Cañada y el Almería, llegando hasta el primer equipo rojiblanco con apenas 17 años. El 30 de noviembre de 2013 debutó con el primer equipo del Almería en Balaídos, en Primera, donde perdió 3-1 y jugó 21 minutos. En la campaña siguiente disputó ocho encuentros con el primer equipo almeriense entre Liga y Copa del Rey. Fue titular en sus tres campañas y media en el Almería B, llegando a disputar en la 2014-15 la fase de ascenso a Segunda A. En enero de 2016 recaló en el filial del Barcelona, con el que hace aproximadamente un mes logró el ascenso a la categoría de plata.

La negociación para que el ariete pueda recalar en el Ramón de Carranza no ha sido fácil, de ahí que la operación se haya retrasado en el tiempo más de lo previsto en los últimos días. El interés del Almería para su vuelta a casa ha sido un obstáculo complejo. Con Dani Romera, el Cádiz puede obtener a un delantero top, con potencial para pelearse con los mejores de Segunda A y que viene de hacer un muy buen curso en el filial azulgrana, en el que ha anotado 18 goles entre liga y fase de ascenso.

Por otra parte, Alberto Perea (26 años), que ha sido compañero de Romera en el Barça B, es otra aspiración cadista a pesar de que su Albacete natal está apretando para llevárselo. El extremo también ha quedado libre de la entidad azulgrana y el Cádiz ha encendido la luz verde para tratar de convencerle. Un proyecto como el amarillo u otro en la misma categoría y en casa, Albacete. Una situación por resolver para el futbolista.

A favor del Cádiz corre que el jugador, cuando estaba en el Olot, rechazó volver al Alba en el mercado de invierno de la temporada 2015-16 para firmar en el Barcelona B. Vestir de amarillo depende ahora mismo de varios factores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios