Cádiz CF

Torpedeado por estribor

  • La lesión de Salvi en Albacete y el golpe sufrido por Rober Correa, que propició su sustitución contra el Zaragoza, podrían abrir una vía de agua en el costado derecho del submarino amarillo

Rober Correa abandona el campo junto a los responsables médicos del club tras caer lesionado el pasado lunes ante el Zaragoza. Rober Correa abandona el campo junto a los responsables médicos del club tras caer lesionado el pasado lunes ante el Zaragoza.

Rober Correa abandona el campo junto a los responsables médicos del club tras caer lesionado el pasado lunes ante el Zaragoza. / fito carreto

El Cádiz afronta la recta final de la competición liguera, las últimas tres jornadas, con un serio problema que bien pudo agravarse el pasado lunes en el encuentro contra el Zaragoza en el Ramón de Carranza. El golpe sufrido al borde del descanso por Rober Correa, que propició su sustitución ya en la segunda parte, viene a abrir una vía de agua en el costado derecho del equipo, debilitado por el torpedo que supuso para el submarino amarillo la lesión que se produjo Salvi Sánchez en la visita al Carlos Belmonte una semana antes.

Las pruebas médicas confirmaron que el extremo sanluqueño, titular indiscutible, no en vano es uno de los futbolistas de la plantilla de Álvaro Cervera que más minutos acumula sobre el césped y se ha convertido en una pieza básica en los esquemas del entrenador, padece una rotura de fibras que a estas alturas pone en peligro su concurso en lo que resta de temporada. Mientras que no comience a ejercitarse aunque sea en solitario difícilmente podrá fijarse alguna fecha para su vuelta.

Por su parte, el lateral aguarda a su evolución para saber si se recupera a tiempo y el técnico puede contar con él para el partido del próximo domingo en el Mini Estadi ante el Barcelona B. El defensa pacense no trabajó en el regreso a las sesiones preparatorias el pasado miércoles en la Ciudad Deportiva de El Rosal y ayer volvió a ejercitarse si bien hay que comprobar cómo evoluciona.

A la espera de cómo transcurran los dos entrenamientos que restan antes del choque con el filial azulgrana, Cervera debe hacer frente a un nuevo dilema, otro contratiempo que afecta a una banda en la que Salvi siempre ha sido fijo y en la que Correa se había ganado el puesto tras permanecer una gran parte del curso a la sombra de Carpio. Supo aprovechar la oportunidad que se le presentó por los problemas físicos del salmantino y ahora por ese mismo motivo podría salir del once. Así es el fútbol.

Curiosamente, Álvaro Cervera ha hecho frente a los últimos contratiempos en el costado utilizando a jugadores cuya demarcación habitual es otra. Así, en el caso de Salvi, lesionado en Albacete, optó el pasado lunes ante el Zaragoza por colocar como extremo derecho a Barral, que no sólo cumplió a la perfección sino que incluso se convirtió en protagonista al marcar el golazo que abrió el marcador. Y cuando Correa tuvo que abandonar el campo con problemas físicos, desde el banquillo se optó por dar entrada a un central, Kecojevic, para acompañar a Marcos Mauro y desplazar así a la derecha a Servando, un comodín que ya ha demostrado sobradamente por su profesionalidad que se adapta a cualquier posición de la retaguardia.

Más allá de la última contienda liguera contra los maños, el entrenador del Cádiz no siempre ha optado por la decisión a priori más lógica para cubrir las vacantes en la banda diestra. De hecho, en las pocas ocasiones en las que ha tenido que buscar una alternativa a Salvi también ha improvisado utilizando a un delantero como Carrillo cayendo a un lado, lo que implica dejar casi en el olvido a un jugador que se desenvuelve en esa demarcación como Nico Hidalgo, que precisamente el otro día sí que terminó ahí cuando entró por Alberto Perea y Barral se colocó junto a Carrillo por el centro.

Por lo que se refiere al lateral, aunque Carpio comenzó el campeonato como un fijo de Cervera, igual que la pasada campaña, cuando por fuerza mayor el salmantino tuvo que parar acabó teniendo su oportunidad Rober Correa, que poco a poco ha ido convenciendo al técnico hasta ganarse su confianza y hacerse con la titularidad en las últimas jornadas, de ahí la importancia del percance del lunes. Si el zaguero pacense se recupera a tiempo, probablemente mantendrá su sitio desde el inicio, pero en caso contrario lo normal sería que Carpio regresara a una convocatoria y a la titularidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios