Salvi se incorpora al trabajo con el grupo en la primera sesión preparatoria de la semana

La primera plantilla del Cádiz llevó a cabo ayer la primera sesión de trabajo de la semana con la mente puesta y completamente centrada en el encuentro del próximo sábado en Reus. El empate con el Almería no fue el resultado deseado pero tanto jugadores como técnicos asumen que tienen que pasar página y pensar desde ya en el siguiente compromiso, vital para las aspiraciones de los amarillos.

Los pupilos de Álvaro Cervera completaban la jornada de entrenamiento en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de El Rosal con la lluvia como protagonista en algunos momentos y con varias novedades respecto al trabajo de la semana anterior.

De este modo, Salvi Sánchez, ausente en los últimos dos encuentros de la Liga, se ejercitó aparentemente con normalidad. El extremo sanluqueño realizó primero carrera continua en solitario para posteriormente integrarse con el resto de futbolistas del plantel cadista, con quienes efectuó ejercicios con balón en espacios reducidos. Cabe recordar que Salvi cayó lesionado en el partido disputado en el Ramón de Carranza contra el Huesca y desde entonces no ha podido participar. De hecho, no tomó parte en los siguientes dos compromisos ligueros, el de Vallecas ante el Rayo y el del pasado fin de semana contra el Almería.

Al margen de la presencia de Salvi, que podría reaparecer por lo tanto en Reus, aunque todavía hay que esperar, lo más destacado de la sesión de ayer fue la ausencia de Aitor García, Alberto Perea y David Barral. El delantero no entrenó por un proceso gripal que le ha impedido empezar la semana con normalidad, mientras que el mediapunta, que jugó algunos minutos ante el Almería después de recuperarse de unas molestias, fue reservado y es posible que esta semana trabaje a un ritmo menorque sus compañeros para no correr ningún tipo de riesgo. Por ahora, en cualquier caso, no están descartados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios