cádiz cf

Salvi apunta al partido del domingo

  • El extremo trabaja con normalidad pese a las molestias en una rodilla

Salvi, durante un entrenamiento en El Rosal. Salvi, durante un entrenamiento en El Rosal.

Salvi, durante un entrenamiento en El Rosal. / fito carreto

Khalifa Sankaré y Rafidine Abdullah fueron las únicas ausencias en el entrenamiento desarrollado en la mañana de ayer por el Cádiz en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de El Rosal -en Puerto Real- en una sesión en la que Salvi trabajó con total normalidad junto al resto de sus compañeros. Una buena noticia al tratarse de uno de los jugadores más en forma.

Sankaré continúa enfrascado en la fase de recuperación de la rodilla de la que fue operado el pasado verano y, salvo milagro, ya no volverá a jugar en 2017 -queda menos de mes y medio para el final de año y el senegalés lleva cinco meses sin competir-. Abdullah, lesionado en el encuentro contra el Rayo Vallecano, sigue al margen del grupo. Se le duerme una pierna y está siendo sometido a diversas pruebas para determinar el alcance exacto de su dolencia. Lo único seguro es que no llega a tiempo para la cita del Cádiz con el Sporting de Gijón en El Molinón a la espera de que se pueda incorporar a los entrenamientos lo antes posible.

Salvi, por su parte, sí que estará disponible para este fin de semana si completa con normalidad los entrenamientos de la semana. El extremo sanluqueño, que el miércoles reconoció que el pasado lunes, en el choque frente al Reus, jugó con dolor en la rodilla que se lesionó en Almería, se ejercitó ayer a tope con el resto de sus compañeros. El 7 cadista sobrelleva el dolor y está dispuesto a seguir dando batalla siempre que la rodilla le responda y no corra peligro de que las molestias puedan derivar en una situación más grave.

Mikel Villanueva también se entrenó con el resto de la plantilla con absoluta normalidad una vez solventado el compromiso internacional con Venezuela, que el pasado lunes se midió a la selección de Irán en Holanda. El defensa central no sufrió desgaste físico porque fue suplente y no participó un solo minuto en ese partido.

Salvo contratiempo durante los entrenamientos del viernes y el sábado, Álvaro Cervera dispone de casi toda su plantilla para afrontar la importante cita de la 15ª jornada en El Molinón. La plantilla trabaja hoy por la mañana en El Rosal a puerta cerrada y una vez acabada la sesión el técnico ofrecerá una rueda de prensa en la que ofrecerá sus impresiones previas a la visita al Sporting de Gijón, un recién descendido que quiere regresar a Primera esta misma temporada y que es un duro hueso en su feudo arropado por su afición.

Será mañana, después de la última sesión, cuando el preparador cadista confeccione la lista de convocados para realizar el desplazamiento a territorio asturiano, que en principio estará formada por 18 futbolistas. Tiene que hacer cinco descartes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios