cádiz cf

Salvi y Álvaro, sueño y año que van de la mano

  • El club oficializa la ampliación de contrato de dos de sus piezas más codiciadas y con mayores aspiraciones

Para Quique Pina y Juan Carlos Cordero el de ayer fue un día importante al posar de manera oficial para anunciar la ampliación de contrato de dos de sus piezas más codiciadas, Salvi y Álvaro García. Los futbolistas también exteriorizaban la satisfacción por el acuerdo, a pesar de que las campanillas por los toques de un Primera como el Getafe sigue sonando en sus tímpanos.

Los dos futbolistas, los extremos y las alas del Cádiz de Cervera, han ampliado sus vínculos hasta el año 2022, con la lógica mejora en los salarios y el aumento de la cláusula de rescisión porque es un hecho que más pronto que tarde algún equipo de superior categoría o un poderoso de Segunda A volverá a intentarlo.

Juan Carlos Cordero explicó en primer lugar sobre Salvi que "se ha ganado que le demos confianza y que siga creciendo con nosotros por mayor espacio de tiempo". "En cuanto a Álvaro García -continuaba el director deportivo-, se apostó por él estando en el Granada y fue cedido al Cádiz. Y la campaña pasada se obtuvo la carta de libertad. Hubo oferta en firme por él a falta de ocho o nueve días para el cierre del mercado (procedente del Getafe) y fueron días convulsos pero se quedó con nosotros. Se le pone en el listón junto a los mejores jugadores de este equipo. A los dos quiero agradecerles el trato hacia el club y el principal deseo es que sigan creciendo", recalcó Cordero, quien otorgó a su hermano Jorge una cuota importante de responsabilidad para que en su momento tanto el sanluqueño como el utrerano recalaran en el equipo.

Salvi aseguró estar "bastante contento porque vine a un proyecto en Segunda B con idea de subir a Segunda A y se logró el ansiado ascenso; y el año pasado fue una gran temporada". El extremo añadió que "personalmente veo que el club apuesta por mí y esa confianza ayuda a seguir progresando".

La opción de jugar en la máxima categoría es un caramelo pero el futbolista quiere saborearlo en su tierra. "A cualquier futbolista que le pregunten si le gustaría jugar con el Cádiz en Primera, diría que sí porque debe ser muy bonito. No hay mejor sitio para seguir creciendo que el Cádiz. Tengo los pies en el suelo y mi intención es seguir la misma línea sabiendo que el objetivo primordial es lograr la permanencia".

Por su parte, Álvaro García habló de "la situación complicada" que ha pasado. "Había ofertas y me costaba trabajo dormir. Pedí al míster que me dejara no entrenar porque tenía mucha tensión en las piernas y me podía romper. Mi motivación es máxima y soy feliz aquí. Hay que valorarlo todo y jugar en Carranza es divino por lo que apoya la gente", explicó el utrerano, quien recordó la emoción al marcar en el partido ante el Nástic. "La afición es genial y por eso rompí a llorar. Emociona mucho", agregando sobre sus compañeros que "el vestuario me apoyó mucho y debo dar las gracias al equipo, que es una maravilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios