Rubén Cruz busca la cara de su papel: "Mi aportación no está siendo mala"

  • El mediapunta titular se congratula de la nueva competencia: "Dará aire a los compañeros y a mí"

Rubén Cruz se apoya en el poste de una portería portátil en el transcurso de una sesión preparatoria. Rubén Cruz se apoya en el poste de una portería portátil en el transcurso de una sesión preparatoria.

Rubén Cruz se apoya en el poste de una portería portátil en el transcurso de una sesión preparatoria. / julio gonzález

El de Rubén Cruz es un caso dentro del equipo en el que sus defensores y sus detractores se reparten en cantidades similares. Muchos opinan que le falta argumentos futbolísticos para estar a la altura de Ortuño y para ser el hombre de mayor garantía para la posición de enganche. Sin embargo, otros ven en el ex del Albacete a un jugador que realiza una gran labor oscura que pocas veces se ve y que no resulta brillante aunque sea muy valiosa.

El protagonista del debate pasó ayer por la sala de prensa de las instalaciones de El Rosal. La cita sirvió para que el cadista hablara de la versión que, lógicamente, más le interesa. "Mi aportación al equipo no está siendo mala. Creo que estoy haciendo un buen trabajo en el centro del campo y ayudando a los jugadores de arriba". Unas palabras con las que trata de convencer a los que dudan de su capacidad y aportación. Todo ello con una plantilla que desde que cerró el pasado mercado de fichajes invernal ha visto ampliada las prestaciones en su posición con la llegada de Aketxe e Imaz. " Los fichajes aumentan la competencia y darán aire también a algunos compañeros, incluido a mí", recalcaba al respecto.

A Rubén Cruz le está tocando esta temporada adaptarse a una manera de jugar con la que no se ha familiarizado en los últimos tiempos. "Los pases suelen ir a banda, es complicado llegar al área porque son muchos metros los que hay que recorrer, pero insisto en que estoy contento con mi trabajo. Llevo tres años jugando totalmente diferente y otras veces he jugado más en punta. De todas formas ahora también me encuentro cómodo también porque me gusta este fútbol de enganche y enlazar con los de arriba".

A la hora de analizar la situación actual después de una derrota dolorosa por la forma como se produjo, piensa que no afectará más de lo normal. "El equipo tiene alma esta temporada, encajamos bien los golpes y no nos tambaleamos. Empujamos todo el partido, sabemos lo que tenemos que hacer y de esa forma da gusto. Es la manera de trabajar que tenemos día a día y lo plasmamos luego en el césped". Y huye de la crítica al colectivo arbitral: "No me meto, no quiero ver manos negras ni nada. Aunque es complicado que solo nos hayan pitado solo un penalti".

Para finalizar, habló del Reus para recordar que "arrancó la campaña muy bien y ahora está en mitad de la tabla". "Un partido difícil, como todos, porque ninguno es más fácil que otro. Tenemos que competir como sabemos hacerlo y así será algo más fácil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios