Preocupación por José Mari

  • Un mes después de retirarse en el duelo inaugural de Liga, el roteño no mejora de su lesión en un tobillo

  • "Está en la peor fase", explica Cervera

José Mari avanza con el balón en el partido contra el Córdoba de la primera jornada de Liga. José Mari avanza con el balón en el partido contra el Córdoba de la primera jornada de Liga.

José Mari avanza con el balón en el partido contra el Córdoba de la primera jornada de Liga. / o. barrionuevo

El Cádiz no tiene suerte con las lesiones en un accidentado comienzo de temporada. El entrenador, Álvaro Cervera, no ha podido contar con la totalidad de la plantilla en ningún partido y todo apunta a que todavía deberán pasar varias semanas más para que pueda llegar a disponer de todos o casi todos los jugadores. Tiempo de paciencia.

Alberto Perea superó su operación de apendicitis y se entrena con normalidad en busca del ritmo adecuado para poder competir. Rubén Cruz también trabaja a tope una vez olvidada la rotura fibrilar que sufrió en el Trofeo Carranza y cuando esté rodado empezará a optar a un puesto. El tiempo de ausencia de Khalifa Sankaré es indefinido mientras echa horas a diario para fortalecer la rodilla de la que fue operado en verano.

La gran incógnita es la situación de José Mari, más complicada de lo que podía parecer en un principio. El centrocampista fue titular en el partido contra el Córdoba de la jornada inaugural de Liga, pero tuvo que retirarse pasada la media hora a causa de un fuerte dolor en un tobillo. Ayer se cumplió un mes de aquel percance. Desde entonces no ha podido jugar el roteño, considerado por Cervera un futbolista fundamental por su rigor táctico y su jerarquía en la medular.

El técnico no ocultó ayer una realidad que preocupa al entrenador y al jugador. "José Mari no mejora", contestó Cervera cuando fue preguntado por el estado físico del jugador.

No sólo no mejora de su dolencia son que además se desconoce el tiempo que necesitará para volver a estar en condiciones de competir. "Ahora se encuentra en la fase en la que no le ve salida a la situación, está en la fase peor. Está preocupado. Tiene un edema, un dolor que no se quita", explicó el míster.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios