Cadiz CF

Portero eterno

  • Alberto Cifuentes, a sus 38 años, muestra una agilidad y un estado de forma más propios de un canterano

Alberto Cifuentes. Alberto Cifuentes.

Alberto Cifuentes.

Alberto Cifuentes es sinónimo de regularidad, continuidad y máxima confianza propia y la que le otorga el entrenador. Álvaro Cervera quedó disgustado el pasado domingo con el hecho de que el portero fuera el mejor de su equipo. Lógicamente se alegró del gran partido realizado por éste, pero su malestar apuntaba a los errores de los jugadores de campo por los que el portero tuvo que emplearse a fondo en cuatro ocasiones muy claras para el Córdoba.

Cifuentes cumple su tercera temporada en el conjunto amarillo, al que llegó en la que se puede denominar la fase final de su carrera deportiva. Sin embargo, el albaceteño sigue demostrando que la edad es un dato que refleja su DNI porque realmente las condiciones que exhibe sobre el terreno de juego son las de un guardameta con agilidad y grandes reflejos.

Los momentos claves de Cifuentes tuvieron cuatro episodios en el encuentro del pasado domingo. El primero (12'), cuando sacó una mano prodigiosa para evitar lo que parecía un gol claro de Markovic. La segunda intervención de mérito se remontó al minuto 52, en otra mano acertada y repleta de rapidez y reflejos para evitar que el tiro de Jovanovic acabara en el fondo de su portería. En el minuto 66 llegó la tercera parada de mérito. Esta vez sacando con los puños un chut de Jovanovic. La última acción acertada del portero cadista se produjo en el 90', cuando detuvo un tiro muy intencionado de Jaime Romero.

La próxima será la primavera 39 en la vida de Cifuentes, una edad en la que un jugador profesional está ya retirado salvo excepciones como la del cadista. La madurez del cancerbero natural de Albacete suma experiencia en favor del equipo gaditano, que no es poco. Pero su rendimiento sube como la espuma por la agilidad que muestra, lo que unido a su rapidez para pensar en la mejor opción y para moverse hacen que sea, por méritos propios, el portero con menos goles encajados (12) después de jugar hasta el momento todos los partidos de Liga.

En el estado de forma del cadista vale todo en materia de piropos, si bien lo cierto es que vive una segunda juventud que no es fruto de la casualidad. Detrás de ese rendimiento hay una carrera respetuosa con los hábitos saludables y una forma de vida sana. En Cádiz hemos tenido varios casos de porteros en óptimas condiciones ya por encima del ocaso de su carrera. El caso que mejor se recuerda es el de Armando. El vasco dejó Carranza con 37 años y presentado un estado de forma impecable. Tanto era así que se marchó para jugar tres campañas en la máxima categoría con el Athletic Club de Bilbao.

Cifuentes lo ha jugado todo en Liga esta temporada y ha sido indiscutible las dos anteriores entre palos. Tanto Claudio Barragán -hasta que fue destituido- como Álvaro Cervera entendieron desde el inicio que no había debate estando por medio el nombre del veterano cancerbero. No ha tenido ocasión de debutar en la Primera División española, la guinda que le falta en su extenso currículum. El Cádiz, con tres cuartas partes de la permanencia en el bolsillo, pelea por ese sueño que también lo es para su portero eterno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios