Cadiz CF

"Pensamos en volver a ganar"

  • Cervera lanza un mensaje de optimismo aunque reconoce la dificultad del rival de mañana

  • "El Sporting también nos respeta; todos los equipos nos respetan"

Álvaro Cervera camina por uno de los campos de El Rosal con una portería al fondo. Álvaro Cervera camina por uno de los campos de El Rosal con una portería al fondo.

Álvaro Cervera camina por uno de los campos de El Rosal con una portería al fondo. / fito carreto

Ayer tocaba comparecencia del entrenador del Cádiz ante los medios de comunicación y la normalidad regresó a la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de El Rosal. Tras el penúltimo entrenamiento de la semana, Álvaro Cervera atendió a los presentes con alarde de paciencia, con la serenidad que le caracteriza y esta vez, al contrario que la semana anterior, además lo hizo sin meterse en ningún charco de forma innecesaria. Ni siquiera cuando algún comentario punzante pudo herir su sensibilidad entró al trapo. Bien hecho. En estos momentos priman los intereses del equipo y al equipo no le interesa que el ruido exterior ensombrezca su protagonismo. El técnico parece haber recapacitado sobre el asunto y ofreció un discurso prudente, realista y al tiempo con matices de optimismo moderado. Es lo que toca jugándose el conjunto amarillo lo que se está jugando, nada menos que un ascenso directo a Primera División, o como premio menor, que no pequeño, la fase de ascenso, un éxito que ya se alcanzó la pasada temporada y que no debe entenderse como una obligación sino como una merecida recompensa después de un curso en el que de nuevo el objetivo era la permanencia en Segunda.

A falta de siete jornadas, el cuadro gaditano se encuentra con posibilidades y eso es lo que cuenta. "Siempre hemos pensado que íbamos a llegar al final con posibilidades. El equipo, más que los resultados, que no están siendo buenos, las sensaciones, algunas, sí son buenas. Siempre pensamos que vamos a volver a ganar, y también pensamos que los equipos que llevan ganando alguna vez dejarán de ganar", expresó Cervera antes de referirse a la actualidad del plantel, al estado de algunos futbolistas que no llegan en su mejor momento por culpa de algunos problemas.

"Al margen de Álex, que no está disponible por culpa de las tarjetas, Moha tiene un problemilla en la pierna y debemos esperar al último entrenamiento para saber si podemos contar con él. Si tuviera que entrar en la convocatoria ahora mismo no podría, pero con el paso de las horas igual mejora", desveló el entrenador, que también se refirió a la vuelta de Perea indicando que "puede estar bien de enfermería pero no sabemos cómo llegará para un partido". "Los jugadores, cuando pueden, juegan, incluso con molestias lo intentan. El fútbol es duro y cuando no pueden no hay nada que hacer", aseguró.

La ausencia de Álex Fernández podría abrirle la puerta a Abdullah, siempre que la actitud sea la correcta, claro... "La pregunta más que para mí es para él. Yo si tengo que con él, contaré. Puede entrar en la covocatoria", avanzó. No obstante, el preparador aclaró que para acompañar a Garrido en el centro del campo maneja varias opciones. "Fausto, que vino francamente mal pero cada día va mejor, jugar con tres, con mediapunta, con dos puntas", desglosó, admitiendo que la dupla Garrido-Fausto no funcionó ante Osasuna. "En Pamplona salió mal, pero ahora tenemos una baja y un rival que llega en buena sintonía. Veremos qué hacer", espetó en tono enigmático.

Y a todo esto, nada menos que aguarda un Sporting que parece imparable. "El rival está enrachado, vendrá a ganar y nosotros saldremos a intentar ganar", resume Cervera, recordando que tras el 0-3 de El Molinón seguro que ellos también respetan al Cádiz. "Al Cádiz lo respeta todo el mundo; cuando somos un sucedáneo de lo que somos, ya es otra cosa", apuntó.

Una victoria, por lo tanto, supondría un valor añadido. "Claro, supone hacer 60 puntos, acercarte, seguir estando ahí, metido, y que sigan pensando en ti", señala, convencido de que por mucho potencial que tenga la escuadra asturiana, puede que le venga mejor a los suyos. "Mejor este tipo de equipo siempre, dentro de la dificultad que conlleva jugar contra un rival enrachado, con jugadores de Primera, pero nos vienen mejor los equipos que se preocupan más por ellos que por nosotros", argumenta para dar sentido a sus palabras.

Eso sí, todo aplicando mucha lógica, que si no no sería Álvaro Cervera. "Si ellos se ponen por delante va a ser complicado, pero trabajamos para que no ocurra eso. Ellos hacen más o menos lo que quieren y estamos trabajando para que eso no sea así", revela al destacarse como una de las virtudes de los gijoneses el contragolpe.

"El Cádiz no es el Cádiz sin garra e intensidad. Ellos, los jugadores, lo saben; Álvaro (García) está aquí desde el principio y sabe qué tipo de equipo somos, lo que somos y lo que no somos sin eso", plantea en relación a las declaraciones del rapidísimo extremo utrerano el día anterior.

¿Y cómo anda el grupo de autoestima? "Están contentos con la temporada que se ha hecho, pero ahora se está atascando todo un poco y puede parecer mala sensación", responde el entrenador, que se muerde el labio inferior para no se inoportuno.

Son dos años ya en el banquillo cadista y también se confiesa "muy contento". "Es complicado estar dos temporadas en un club", reconoce, sin quedarse con un momento en concreto. "Hay muchos. Desde que estoy aquí, alegrías muy grandes como Alicante y pequeñas alegrías. Predominan los buenos recuerdos", concluye. Vaya, para seguir otros dos años más. "Ojalá que sí, y cinco más; por mí me quedaría aquí toda la vida". Pues eso sí que es una declaración de intenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios