Nuevo Arcángel, nuevo sueño

  • El equipo alza el telón en Córdoba, donde pretende exhibir la fiabilidad de la campaña pasada

Los jugadores del Cádiz entrenando. Los jugadores del Cádiz entrenando.

Los jugadores del Cádiz entrenando. / Lourdes de Vicente

Se acabaron las pruebas para el Cádiz porque hoy comienza lo de verdad, la hora de los valientes y de los elegidos para la segunda aventura consecutiva del equipo en la categoría de plata. Un derbi regional en Córdoba es el exigente guión para Álvaro Cervera y sus pupilos, muchos de los cuales siguen del curso pasado y saben que buena parte del éxito se encuentra en retomar la fiabilidad de entonces. La suerte está echada y quedan por delante diez meses para soñar con el objetivo. En un principio, la permanencia.

El Cádiz 2017-18 inicia su ciclo en la competición con un equipo que en un altísimo porcentaje está cerrado pero que debe seguir ensamblando el entrenador, que es experto en estas materias. Los que van a estar en la plantilla definitiva se dejan ver por El Rosal desde mediados de julio, a excepción de una última pieza atacante que está por llegar. El resto, para lo bueno y para lo malo, es lo que está. Un total de 28 jugadores si contamos a David Gil -que hasta la llegada de Rubén Yáñez ha ejercido de segundo portero, aunque su lugar está en el filial- y a los casi defenestrados Tomás y Eddy Silvestre, quienes no tienen sitio en el grupo salvo que de hoy al próximo día 31 el mercado cadista se volviera loco.

El Nuevo Arcángel, en Córdoba, es el primer destino para los amarillos para firmar el estreno. El equipo gaditano deja atrás una pretemporada con luces y sombras. Estas últimas por algunos resultados que han llevado la inquietud al cadismo, si bien los puntos empiezan a sumar desde hoy. El proyecto cuenta esta noche con su primera cita seria; un estreno liguero que será de alguna manera el referente de este Cádiz que está aún por calar.

Atrás quedaron jugadores como Dani Güiza, Aridane, Aketxe u Ortuño, que no forman parte del grupo actual y que dejaron un grato sabor según la participación en el ascenso a Segunda División A y en el play-off a Primera del curso pasado. La historia es esa y el presente comienza hoy. Un presente con el mismo director de orquesta en el banquillo y con buena parte de la vieja guardia que sorprendió en la categoría de plata la temporada anterior. De hecho la alineación puede contar con ocho o nueve futbolistas que siguen en la plantilla, dejando en este caso dos o tres huecos en el once para fichajes como Marcos Mauro, Álex Fernández, Barral o Dani Romera.

Cabe recordar que en el estreno liguero del año pasado, Cervera puso de inicio a muchos jugadores que había tenido en el proyecto de Segunda B, ya que los nuevos fueron entrando con el paso de las jornadas. Sirva como dato que Migue González y Abel Gómez fueron titulares en un once con siete futbolistas que habían ascendido de amarillo desde la división de bronce. Lo de esta noche puede ser similar porque se da el caso de que hay incorporaciones que están en la enfermería (Perea), otros que precisan mayor adaptación (Ivan Kecojevic) y uno que aún no ha entrenado sobre el césped con su nuevo equipo (Rubén Yáñez). El nuevo portero cadista acudió ayer a las instalaciones de El Rosal, pero su trabajo se desarrolló dentro del gimnasio.

Con más o menos fichajes del presente verano, lo seguro es que el Cádiz persigue el sello que le hizo fuerte en la campaña 2016-17. Cervera tiene claro lo que pretende de sus hombres y lo que estos deben hacer para no caer en lecturas equivocadas. La seguridad defensiva es lo primero aunque en pretemporada se hayan producido errores importantes. También ha sido el momento para cometerlos. Tanta es la preocupación con la zaga que el director deportivo y el entrenador han entendido adecuado disponer de hasta cinco centrales; al menos hasta que abra el mercado de invierno. La lesión que pesa sobre Sankaré es la causa para asegurar la demarcación, pues durante algunas semanas el equipo va a tener disponible a cuatro hombres para ese puesto, Servando, Villanueva, Marcos Mauro y Kecojevic. Cuando Sankaré vuelva a entrenar y alcance el tono adecuado habrá overbooking de centrales y el entrenador tendrá que lidiar con una situación compleja.

En cuanto al primer once, apuntar que Cifuentes no ve por ahora peligrar su hegemonía en la portería hasta que Rubén Yáñez no compita en cada entrenamiento en igualdad de condiciones. La amenaza del veterano cancerbero durante buena parte de la pretemporada ha sido un Jesús Fernández que tenía la cabeza en León y un David Gil que fue fichado para el filial.

En defensa todo apunta a que las cosas no han cambiado para Carpio y Brian, llamados a seguir liderando los laterales. Servando y Marcos Mauro podrían ser los centrales elegidos porque llevan más recorrido de preparación de amarillo que Villanueva, el otro central convocado.

Por delante Garrido y José Mari parten con una ligera ventaja para el doble pivote, con Abdullah por delante. Como quiera que el de Comores ha tenido problemas físicos esta semana, Álex Fernández podría tener protagonismo en la mediapunta. Como '9', la pugna es estrecha entre David Barral y Dani Romera, sabiendo ambos que hacer olvidar a Ortuño es una tarea compleja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios