cádiz | numancia

Mejor de lo esperado

  • El conjunto soriano encara su novena campaña seguida en Segunda A con un inicio que supera las expectativas gracias a la continuidad del proyecto

Los jugadores del Numancia celebran uno de los tres goles que marcaron al Sporting en la Liga el pasado fin de semana. Los jugadores del Numancia celebran uno de los tres goles que marcaron al Sporting en la Liga el pasado fin de semana.

Los jugadores del Numancia celebran uno de los tres goles que marcaron al Sporting en la Liga el pasado fin de semana. / laliga

El Numancia comparece en el estadio Ramón de Carranza como sorprendente líder gracias a su excelente arranque de Liga que esconde varias claves. Una de ellas, la que adquiere rango de relevancia, es la de un proyecto continuista que se apoya en la estabilidad en el banquillo. El vizcaíno Jagoba Arrasate afronta su tercera campaña seguida al frente de una plantilla que mantiene la base del curso pasado. Permanecen 15 jugadores, entre ellos el veterano Julio Álvarez, el alma del equipo aunque ausente por lesión, y Manu del Moral. Llegaron nueve caras nuevas: el portero Gaizka Campos; los defensas Elgezabal y Markel Etxeberria, los centrocampistas Grego Sierra, Pablo Larrea y Diamanka; el extremo Pere Milla y los delanteros Higinio y Guillermo. Gana en potencial en la media y en ataque pese a la marcha de Ruiz de Galarreta, de uno de sus futbolistas más destacados ahora enrolado en el Barcelona B.

MaEl conjunto soriano puede presumir de ostentar el proyecto más consolidado de la categoría de plata. Cumple su novena temporada consecutiva en Segunda A, más que ningún otro club en la historia reciente. Su punto de partida es seguir donde está y tratar de aprovechar un buen año para intentar dar la campaanada con el salto a la elite.

Con uno de los presupuestos más bajos y sin deudas desde hace más de una década, el Numancia cabalga con la tranquilidad de poseer una economía saneada y con el objetivo claro de amarrar la salvación por encima de todo. El cuadro castellano-leonés acabó el último ejercicio entre los pitos de su afición después del sufrimiento que tuvo que pasar para asegurar su estancia un año más en LaLiga 1|2|3. Acabó en la 17ª posición y, alertado por las dificultades de una categoría harto complicada, el reto que se plantea en la presente temporada es evitar padecimientos en la consecución de la permanencia. El brillante inicio de campaña le permite soñar además con meterse en la puja por el ascenso una vez que alcance la cifra redonda de los 50 puntos. El primer puesto supera las expectativas de un club que no renuncia a nada aunque sin perder la perspectiva. Esto no ha hecho más que comenzar y queda mucha tela por cortar. Ese primer puesto le permite soñar, pero sin volverse loco.

La apuesta por la posesión del balón y el fútbol de toque que realiza el conjunto numantino encuentra este temporada un aderezo que le convierte en uno de los adversarios más difíciles de batir: el despliegue físico. La combinación de los dos elementos eleva a la máxima potencia la fuerza de un conjunto que da un golpe sobre la mesa en los albores de la competición. Arrasate suele apostar por un sistema de juego basado en un 4-2-3-1.

El técnico coloca dos anclas en la media y, depende de las circunstancias de cada partido, trata de presionar arriba para hacerse dueño del esférico y controlar la situación desde la posesión. Cuando no tiene la pelota puede llegar a sufrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios