cádiz | valladolid

Máximo cuidado sin el balón

  • Álvaro Cervera alerta del peligro del adversario en acciones de ataque

Álvaro Cervera (d) mira su reloj delante de un ayudante durante un entrenamiento en El Rosal. Álvaro Cervera (d) mira su reloj delante de un ayudante durante un entrenamiento en El Rosal.

Álvaro Cervera (d) mira su reloj delante de un ayudante durante un entrenamiento en El Rosal. / julio gonzález

Comentarios 1

El Cádiz vuelve al coliseo ubicado en el barrio de la Laguna con el deseo de exponer su mejoría ante su fiel hinchada a pesar de las bajas, que se han convertido en una tónica habitual desde el comienzo de la temporada. El entrenador del conjunto amarillo, Álvaro Cervera, comprobaba durante la semana que no iba a poder contar con los laterales derechos Carpio y Rober Correa y en los entrenamientos trabajó con Servando como alternativa. El técnico anunció que el isleño será el que ocupe el puesto en la derecha de la zaga y alabó la buena disposición del capitán cuando ayer fue preguntado al respecto en la rueda de prensa que ofreció en la Ciudad Deportiva de El Rosal a modo de previa de la cita con el Real Valladolid. "Hay que tener en la plantilla jugadores como él, que los puedes usar en varias posiciones. Y además no te mira mal si le haces jugar en otro lugar, como puede pasar con otros jugadores".

Cervera reconoció que el equipo está en buen momento "por los resultados por el último buen partido también. Estamos contentos de haber salido de una situación complicada y aunque es difícil mantener el nivel hay que intentar seguir así. Con las victorias estamos más tranquilos, es más fácil trabajar así".

No ocultó que no haber jugado entre semana en las últimas fechas "nos ha permitido recuperar gente, jugar entre semana supone un desgaste". Y en la mejoría del equipo influyen otras claves, como el despliegue de tres centrocampistas.

El preparador cadista quiere aprovechar al factor campo. "La mejor baza es jugar delante de nuestra afición. Un buen resultado nos puede meter un poco más arriba en la clasificación".

Del Valladolid dijo que es un equipo "con una forma de jugar característica, juega abierto, llega con facilidad por fuera y también llega por dentro. Debemos estar muy pendientes cuando no tengamos el balón. También peden dejar espacios atrás". Y un factor fundamental: "No debemos caer en el juego que ellos quieren". El cuadro puceleno recibe muchos goles y también los marca y sus partidos a veces se convierten en una auténtica locura, algo que el técnico no quiere que sucedia. No escondió el peligro en ataque del cuadro visitante y en especial de Jaime, autor de una docena de goles.

El míster es consciente de que no es nada sencillo enlazar tantas jornadas con triunfos. "Cuanto más tiempo llevas haciéndolo menos te queda por hacerlo, pero nosotros vamos a seguir en el intento, tenemos una deuda en casa". Aseguró que cada encuentro tiene su particularidad y puso como ejemplo el duelo más reciente. "Sin no marcamos el primer gol en Gijón hubiese sido más difícil encontrar más bandas".

El Cádiz está inmerso en una buena dinámica tras dejar atrás una mala racha. "Cuando se pierde no hay un discurso aceptable y cuando se gana no hay un discurso en contra", expuso el entrenador, sincero al decir que "antes no estábamos bien" aunque matizó que "no debimos perder algunos puntos", como ante el Osasuna y la Cultural Leonesa. "Ahora parece que el equipo va más rodado. Siempre pensé que las cosas que no se hacían mal excepto en Lorca" -contundente derrota por 3-0-.

Cervera fue preguntado por Carrillo y contó que cuando "estábamos buscando el delantero que faltaba había varias posibilidades y pensamos que Carrillo era un jugador diferente. Trabaja, juega bien de espaldas y es cierto que le falta gol, se está trabajando para que le llegue el gol. Es un chico extraordinario, estoy contento con él, nunca pone mala cara cuando se le dice lo que debe hacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios