cádiz cf

Limpiando la deuda

  • El club ha abonado del convenio de acreedores casi cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria, la Seguridad Social, el Ayuntamiento y la LFP

Manuel Vizcaíno, presidente de la entidad cadista. Manuel Vizcaíno, presidente de la entidad cadista.

Manuel Vizcaíno, presidente de la entidad cadista. / julio gonzález

El Cádiz avanza paso a paso en la limpieza de su deuda histórica para poder encarar el futuro con más optimismo y con mayores posibilidades de inversión en el apartado deportivo. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) exige a los clubes economías saneadas y en ello está la entidad amarilla para dejar atrás de una vez una deuda millonaria que tantos dolores de cabeza ha causado en los últimos años y que ha perjudicado directamente a la gestión deportiva.

El Cádiz se adentró en un largo proceso concursal justo después del último descenso a Segunda División B a mediados de 2010 que agravó la ruinosa situación del club. El concurso, después de varios años de desarrollo, derivó en un convenio de acreedores que la entidad cadista está obligado a cumplir y que de hecho está cumpliendo con el pago prioritario de los denominados créditos privilegiados, los primeros que debe afrontar. La estabilidad económica es fundamental para que el Cádiz no sufra los problemas de antaño y en este caso además tiene que cumplir un convenio salido de un proceso judicial. Es clave para que su futuro sea solvente en lo económico y lo deportivo.

Desde que el convenio fue aprobado por el Juzgado de lo Mercantil en marzo de 2015, el Cádiz ha abonado hasta la fecha casi cuatro millones de euros en cumplimiento de los convenios particulares firmados con distintas administraciones públicas y con la Liga de Fútbol Profesional. De esos cuatro millones, casi 1,5 millones los ha abonado en los últimos seis meses.

El club ya ha realizado el pago de algo más de 2,8 millones de euros a la Agencia Tributaria, lo que supone que salda la mitad de la deuda de 5,5 millones que tiene con el organismo público, con el que firmó un acuerdo en el año 2015. A la Tesorería General de la Seguridad Social, con la que también rubricó un acuerdo, ya ha abonado 487.000 euros de los 520.000 que le debe, mientras que al Ayuntamiento de Cádiz ha pagado más de 138.000 euros.

Con la entidad con la que ya se ha puesto totalmente al día el club que tiene su sede en el estadio Ramón de Carranza es con la LFP, a la que ya ha depositado los algo más de 516.000 euros que le adeudaba.

En cuanto a los acreedores ordinarios, la entidad cadista todavía no está obligada a hacer frente a los pagos una vez que logró el ascenso de Segunda División B a Segunda A en la temporada 2015/16. El club debería empezar a hacer los pagos en principio el 30 de junio de 2018 -una vez cumplido un año de carencia- con una quita del 50 por ciento una vez que milita en la categoría de plata. El plazo de abono será de nueve años y el porcentaje mínimo que debe afrontar de cada anualidad es del 12,5 por ciento.

La comisión de seguimiento y control del cumplimiento de convenio, integrada por la LFP, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y el propio Cádiz, mantiene reuniones periódicas en las que se comprueba la marcha de los acuerdos alcanzados para zanjar la deuda que arrastra el club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios