Imaz a menos

  • El ilerdense, el refuerzo de invierno que comenzó más fuerte, se ha diluido y en las últimas cuatro jornadas no ha sido ni citado

Jesús Imaz golpea el balón en Soria, donde marcó el 0-1 Jesús Imaz golpea el balón en Soria, donde marcó el 0-1

Jesús Imaz golpea el balón en Soria, donde marcó el 0-1 / Liga 1|2|3

La trayectoria de Jesús Imaz en cuatro meses describe una curva claramente descendente. Llegó el pasado mes de enero, en el mercado de invierno, como un prometedor fichaje, contó desde el principio para Álvaro Cervera y por momentos pareció que podía ganarse un lugar entre los elegidos para el once inicial cada fin de semana, pero con el transcurso de las jornadas se ha ido diluyendo hasta desaparecer incluso de las listas de convocados.

Contratado para reforzar la línea de ataque por su versatilidad, ya que puede desenvolverse en varias demarcaciones del ataque, y su olfato goleador, como confirma el hecho de que en la primera mitad de la competición había marcado cinco dianas en las filas del UCAM, el técnico no tardó ni una semana en hacerle hueco. De hecho, nada más aterrizar lo incluyó en la expedición que viajó a Palma de Mallorca, aunque no salió el banquillo en el Iberostar Estadio.

Citado igualmente para el encuentro de Carranza contra el Mirandés, también sin pisar finalmente el rectángulo de juego, no debutó hasta la visita al Coliseum Alfonso Pérez de Getafe, cuando sustituyó a Rubén Cruz en el minuto 57. Una semana más tarde volvió a entrar en la lista ante el Reus pero no participó, pero en el viaje a Soria encontró el premio a su trabajo en forma de titularidad ante el Numancia. Y respondió a la confianza depositada en él de la mejor forma posible, no en vano anotó el tanto que abría el marcador, un zapatazo desde fuera del área.

En el Carlos Tartiere de Oviedo repitió presencia en el once inicial, aunque fue relevado por Aketxe en el 66', y en la última victoria local, ante el Rayo, salió desde el banquillo en sustitución de Álvaro García en el 70'.

Sin embargo, a partir de ese día su situación fue variando poco a poco. Convocado pero sin jugar en Girona y ante el Tenerife, no se desplazó a Murcia, volvió a ser citado contra el Lugo y gozó de su última oportunidad como titular en Huesca, siendo sustituido por Salvi en el minuto 56'. Desde entonces ha quedado casi en el olvido. De hecho, no ha entrado en las últimas cuatro listas y los otros dos refuerzos de invierno, Aketxe y Malón, suman más minutos sobre el césped.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios