Examen de conciencia

  • Álvaro Cervera explica que el pensamiento del equipo es "por qué no ganamos" y reconoce que se equivocó al alinear juntos en Pamplona a Garrido y Fausto Tienza

Álvaro Cervera da indicaciones durante un entrenamiento en El Rosal. Álvaro Cervera da indicaciones durante un entrenamiento en El Rosal.

Álvaro Cervera da indicaciones durante un entrenamiento en El Rosal. / julio gonzález

La semana ha estado marcada en la plantilla del Cádiz por dos pensamientos que están relacionado el uno con el otro. "No ganamos desde hace tiempo y por qué no ganamos". El preparador del conjunto amarillo, Álvaro Cervera, reconoció ayer que la falta de victorias en los últimos tiempos -tres partidos consecutivos sin vencer- es una situación que no pasa inadvertida en el vestuario. Todo lo contrario. Es un asunto que no gusta y que todos quieren revertir de manera inmediata, sobre todo después de que en las dos citas más recientes -empate ante el Lorca y derrota frente al Osasuna- "merecimos algo más", indicó el técnico en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de El Rosal.

En el fútbol "lo importante es ganar", recordó Cervera antes de asegurar que "se ha visto una mejoría" en el equipo y de señalar el camino. "Debemos seguir en la línea de cómo acabamos el otro día". Se refería a la segunda parte de El Sadar, a su juicio una de las mejores desde que se sienta en el banquillo del Cádiz.

Los partidos son más difíciles con el avance de la temporada. "Los laterales de los otros equipos no suben tanto contra nosotros, tenemos que hacer más cosas para llegar a la portería contraria", explicó el míster mientras recalcó que hay que jugar como en la segunda parte del duelo ante el Osasuna, aunque recordó el cuadro navarro "iba ganando y nosotros arriesgamos porque íbamos perdiendo. Hay que intentar jugar así pero sin tener que ir perdiendo. La idea es que el equipo contrario no tenga opciones y nosotros lleguemos al área contraria". Añadió que "lo hicimos bien pero dependió de la actitud del rival. Las dos partes del partido lo hicimos bien en defensa y la segunda bien en ataque".

Cervera evitó dar rodeos y admitió sin tapujos que "fue una equivocación" alinear juntos de inicio a Garrido y Fausto Tienza en El Sadar. "No fue una buena pareja, no salió bien. No pasó nada hasta que nos metieron el gol. No creo que la vuelva a repetir". De hecho, hoy no repite ese dúo en la medular.

Tampoco ha quedado satisfecho Cervera con el rendimiento del central Mikel Villanueva en el lateral izq uierdo. "Lo pusimos en una situación que podía ser buena, pero no vemos que haya diferencia como para cambiar", dijo antes de soltar que "seguimos teniendo un problema en esa zona".

El preparador cadista huye de la más mínima confianza en el envite contra el Sevilla Atlético de apariencia desigual. Esta semana ha estudiado a un rival que "me sorprende porque juega muy bien. Con el balón lo hace bien, encuentra bien al compañero, que es bueno y si tiene espacios y tiempo para pensar lo hace bien. Si está abajo será porque le meten más goles o no finalizan".

"No tenemos la visión un rival derrotado", indicó el entrenador sobre el colista a modo de aviso de la dificultad que entraña un encuentro en el que el adversario "puede salir con uno o dos puntas". Cervera insistió en que no será un partido fácil ante el colista. "Ante el Lorca la gente pensaba que se podía ganar -acabó con empate a cero-. Hay que hacer muchas cosas para ganar. Mientras no te pongas por delante el rival es fiable como otro cualquiera".

"Hemos hecho partidos malos pero los dos últimos sin ser maravillas merecimos más. Ante el Lorca creamos ocasiones y no se marcó. Somos muy parecidos a muchos equipos. Si no lo demostramos en el campo la diferencia no se nota, la diferencia no es tanta como la clasificación", avisó el míster antes de ser preguntado por Alberto Perea y su falta de fondo físico. "Hay que ir probando con minutos hasta que todos veamos. Cuando sale de inicio hay diferencia cuando sale después", explicó el entrenador, que no ocultó que se trata de un jugador "fundamental". Se trata de "trabajo y minutos hasta que saliendo desde el principio pueda dar como los demás".

Fue preguntado también por Jona, de quien desveló que en Pamplona jugó cn molestias en una costilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios