cádiz | córdoba

Envuelto en la carrera por la salvación

  • El canterano Waldo, la sorpresa en un Córdoba con Jona lesionado

El ariete Jona no podrá enfrentarse a su ex equipo. El ariete Jona no podrá enfrentarse a su ex equipo.

El ariete Jona no podrá enfrentarse a su ex equipo.

El Córdoba tiene cinco meses para fabricarse un nuevo milagro que desemboque en la permanencia. No será fácil, pero al menos todos ya en el seno de la entidad son conscientes de que el equipo está obligado a multiplicar su rendimiento para mantener el aliento hasta el final. Con lo exhibido hasta el momento no da. Y si como parece, al menos si todo el proceso de compraventa se mantiene cerrado tras el portazo que el viernes dio el propietario, no va a haber modificación alguna en la plantilla, queda claro que los que están tienen que ponerse las pilas de verdad. Se acabaron las buenas palabras en las previas y los postpartidos, es hora de sumar, de ganar, pues ese es el único camino conocido para conducir este proyecto viciado a buen puerto.

De momento, el Córdoba CF se presenta hoy en Carranza con unos números, sobre todo a domicilio, que dan miedo. No gana de visitante desde agosto, cuando lo hizo en el feudo del Albacete, en la segunda salida del campeonato; desde ese momento, un empate en diez viajes ha sido el botín. Un lastre con el que es imposible convivir y que debe cambiar desde la primera oportunidad que ofrece el calendario para no convertir cada cita en El Arcángel en una actuación sin red.

El problema es que el primer test para el peor visitante de la categoría es en casa de un Cádiz que pasa por ser el equipo más en forma de Segunda A. Ha sumado 26 de los últimos 30 puntos, lleva cinco victorias consecutivas en Carranza y sólo ha encajado dos goles en las últimas diez jornadas. Números, sobre todo estos últimos, que dan envidia sana al cordobesismo.

Porque es reconocido por todos que el principal problema del Córdoba actual está en su flaqueza defensiva. Entre Pawel Kieszek y Stefanovic han encajado la friolera de 39 goles en las primeras 21 citas, tres la pasada semana en Gijón, y eso destruye todo lo bueno que el equipo es capaz de hacer con balón.

Jorge Romero se afana en encontrar el punto de equilibrio, pero el tiempo corre. Tiene que ser ya. Y tiene que ser con los que hay, pues con Josema fuera de juego, todo pasa por la seguridad que sean capaces de transmitir Caro y Joao, por supuesto con el esfuerzo del resto, porque por muchos fallos individuales, el gran error es de concepto. Con todo, no parece que el técnico cordobés vaya a hacer cambios más allá de los obligados por las ausencias de Fernández -ayer se cayó de la lista a última hora por un problema familiar- y Aguza, siendo Loureiro y Alfaro los principales candidatos a ocupar sus sitios en el once.

De los ex cadistas, Caballero apunta a la titularidad y Jona se quedó fuera al arrastrar problemas musculares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios