Enrique se recupera de sus molestias en la rodilla

  • El interior extremeño asegura que está preparado, mientras que Toedtli sigue siendo duda

La rodilla derecha de Enrique salió maltrecha de Balaídos pero estará a punto el próximo domingo. El propio interior derecho del Cádiz reconocía tras el entrenamiento efectuado ayer que las molestias "están remitiendo y no tengo dolor".

Si Víctor Espárrago lo estima oportuno, "estaré para el domingo", señaló Enrique, que aunque admitió que se trata de una lesión "dolorosa e incómoda", con hielo y antiinflamatorios su rodilla "va bien".

El extremeño tiene en la mente el partido contra el Elche, que se antoja vital para el objetivo del Cádiz de conseguir la salvación. Los amarillos saltarán el domingo al césped del Carranza sabiendo los resultados de sus rivales directos. A su juicio, eso "es bueno o malo, todo depende de lo que haya pasado".

En cualquier caso, Enrique recordó que "cada vez van quedando menos encuentros y van ganando en importancia", a la vez que dedicó palabras para el rival más inmediato de los amarillos, el Elche: "Es un equipo que está al alza, que tuvo mala suerte la pasada jornada con el Villarreal B. Juega bien al fútbol y tiene buenos jugadores del centro del campo hacia arriba".

Si la recuperación de Enrique fue la buena noticia del entrenamiento de ayer, la mala la protagonizó Toedtli, cuya participación el domingo sigue estando en el aire toda vez que sus molestias en la espalda no han remitido. Su evolución entre hoy y mañana será decisiva para comprobar si podrá estar o no a las órdenes de Víctor Espárrago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios