OBITUARIO

Descansa en paz, amigo Antonio Soto Espeleta

Descansa en paz, amigo Antonio Soto Espeleta Descansa en paz, amigo Antonio 		Soto Espeleta

Descansa en paz, amigo Antonio Soto Espeleta

La fiesta de fin de año le quitó el protagonismo que merecía Antonio Soto Espeleta. Su familia no informó (para no estropear las fiestas) prácticamente a nadie del fallecimiento, el día 31, y el sepelio se celebró a primeras horas de la tarde de un año en el que él ya no llamará a sus amigos más cercanos Pedrito ('el míster' como él le decía), Juanito Mariana, Manolín Bueno y otros tantos, entre los que también estábamos mi hija Elena y yo, para charlar e invitarnos a unas cervezas.

La última vez que quedamos fue el 7 de diciembre (cumplía 88 años), pero suspendió la cita al encontrarse muy resfriado.

Se ha ido un gaditano de pro, un amante de Cádiz y de todo lo que significa Cádiz, como Antonio escribió muchas veces en Cartas al Director, en este Diario de Cádiz, y en la revista ¡Ese Cádiz...Oé! También escribía en El Popurrí del Carnaval porque a Antonio le gustaba todo: el fútbol, el Carnaval, la Semana Santa...

Pero lo mejor de Soto Espeleta eran sus vivencias, sus recuerdos, contaba mil y una anécdotas a sus amigos, ya nombrados y muchos más. Nosotros le teníamos un cariño especial y por eso, al enterarnos de su fallecimiento, lo hemos sentido cantidad y mucho más al no poder acompañarle en su último viaje.

Pedro Espinosa, compañero del Diario, lo definía como buena gente y muy cariñoso. Es verdad, siempre tenía una palabra de agradecimiento para cualquiera y por eso se ganó tantas amistades.

Antonio Soto Espeleta -que esperaba poder ver el ascenso del Cádiz a Primera- se fue acompañado solo de su familia, pero que tenga la seguridad de que aquí no le olvidaremos. En el Cielo se encontrará a un montón de cadistas, así que tendrá con quiénes charlar del Cádiz y de sus muchas experiencias.

Descansa en paz, amigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios