Cadiz CF

Choque total en el césped y en la banda

  • Ambiente de Primera entre las dos aficiones y encontronazo de un linier

Espectacular 'tifo' en Fondo Sur para recibir al equipo amarillo antes de comenzar el encuentro. Espectacular 'tifo' en Fondo Sur para recibir al equipo amarillo antes de comenzar el encuentro.

Espectacular 'tifo' en Fondo Sur para recibir al equipo amarillo antes de comenzar el encuentro. / fito carreto

Un partido con un sabor diferente en el que se vivió ayer en el Ramón de Carranza. Al margen del resultado, el día estuvo marcado por la marea amarilla desde temprano cercando el estadio, junto a un amplio grupo de hinchas sportinguistas que se metieron en la espalda cerca de 2.000 kilómetros para ayudar a los suyos a dar el penúltimo empujón. En sus pancartas, el inolvidable Enrique Castro Quini.

Un tifo enorme en Fondo Sur recibía al Cádiz al salir al terreno de juego. Tres frases que decían: 'Yo no me enamoro más. Yo me enamoré una vez. Y tengo por entendido que loco me voy a volver", y que rodeaban a un monumental escudo del equipo.

La afición apretó más que en otras ocasiones sabedora de que el día requería ese papel. Hubo aplausos y dudas según el jugador que intervenía, pero al menos el cuestionado Abdullah logró retirarse del terreno de juego con una ovación a pesar de que estaba en la 'diana' de muchos, empezando por su entrenador.

Los momentos de preocupación llegaron con la lesión de Ivan Kecojevic, que se sentó sobre el terreno de juego pidiendo el cambio debido a un pinchazo en la parte posterior del muslo, y con el choque involuntario entre el asistente Rubén Porras Rico y el cadista Fausto Tienza, que calentaba en la banda de Tribuna. El linier cayó al césped poco después y el silencio de Carranza hizo temer algo peor. Después de cinco minutos, Porras Rico pasó a ser cuarto árbitro y Rezola Etxeberría se puso de asistente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios