cádiz cf

Carrillo, otra manera de atacar

  • El ariete adapta su estilo, con trabajo y goles, a lo que quiere Cervera

Carrillo. Carrillo.

Carrillo. / lourdes de vicente

José Ángel Carrillo empieza a hacer ruido en el Cádiz. El delantero murciano, el último en incorporarse al proyecto amarillo para el presente curso, se ha ganado la confianza de Álvaro Cervera, lo que no es fácil por la exigencia del entrenador y por el hecho de competir la posición con alguien como David Barral. Trabajo, mucho trabajo, y goles para demostrar que su estilo diferente de entender el ataque tiene cabida en el conjunto amarillo.

Por encima de los 190 centímetros de estatura que posee, Carrillo recaló en el Cádiz tras pensarlo mucho el Sevilla, donde no tenían claro soltar a un ariete del filial para el curso de este equipo en la categoría de plata. Además se trataba de reforzar a un rival de la misma Liga. Al llegar con la pretemporada concluida, a Carrillo le ha tocado trabajar el doble que el resto no para ponerse en forma, sino para entender el concepto fútbol que se respira en la Tacita. El entrenador del Cádiz tiene un estilo muy particular en el que los atacantes no solo son eso, ya que el trabajo en el campo es grande ya sea con balón o sin él.

Carrillo tuvo que esperar a la cuarta jornada para disfrutar sus primeros minutos en Liga, concretamente 18 en el 2-0 al Nástic de Tarragona. Anteriormente había gozado de otros 35 en la Copa del Rey (Cádiz, 1 - Almería, 0). Desde entonces, salvo en la jornada novena, siempre ha sido elegido para el entrenador como titular o suplente para estar en la convocatoria tanto en Liga como en Copa. A medida que se ha ido apagando Barral, se ha encendido la luz del espigado ariete para agrado del equipo y de los aficionados.

Carrillo no es un futbolista precisamente vistoso al tener un engañoso aspecto de cierta torpeza y no ser especialmente veloz. Sin embargo, cuando está sobre el césped aparece su calidad para bajar al verde a la primera auténticos 'melones', para prolongar de cabeza siempre con mucho sentido del acierto y para buscar a los veloces compañeros de banda. Un trabajo que ha ido convenciendo al preparador y que ha llegado acompañado por dos goles, el que dio el triunfo el pasado lunes ante el Reus y el que hizo en el empate a dos contra la Cultural Leonesa.

El jugador cedido por el Sevilla sabe que la competencia es grande en el ataque porque, en condiciones normales, tanto Barral como Dani Romera son dos feroces competidores. La fe de Carrillo le ha llevado a crecer hasta donde lo está haciendo. Su papel no sólo convence al responsable del banquillo, sino que los propios compañeros saben que está respondiendo a la llamada de la necesidad en una delantera huérfana desde que ha ido desapareciendo Barral. La mejor versión de Carrillo ha llegado con trabajo y goles, y el deseo del ariete es prolongarla lo máximo posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios