Carpio se muestra ambicioso para el estreno en Carranza

  • "Los grandes éxitos se logran haciéndonos fuertes en casa", asegura el lateral derecho cadista

Carpio controla el balón en presencia de Salvi (d) y Álvaro García. Carpio controla el balón en presencia de Salvi (d) y Álvaro García.

Carpio controla el balón en presencia de Salvi (d) y Álvaro García. / fito carreto

Javier Carpio comienza la temporada con el lateral derecho en propiedad siempre que el técnico confíe en él en una dosis superior que en Rober Correa, su oponente en la demarcación . El defensor se congratula del triunfo en el Nuevo Arcángel y, con sus palabras, demuestra que es ambicioso y que tiene sed de victorias.

La valoración de lo sucedido en Córdoba le llevó a decir lo siguiente: "Ha sido un inicio mejor imposible porque empiezas ganando la primera jornada fuera ante un buen rival que ha hecho una gran pretemporada", lo que le llevó a añadir que "las pretemporadas son engañosas, sobre todo cuando se trata de acumular trabajo y que los nuevos cojan conceptos". "Lo que pasó el otro día nos da mucho optimismo para afrontar un nuevo partido". También apostilló sobre el 1-2 que "ellos sabían que teníamos bandas rápidas y si querían buscarnos iban a dejarnos espacios".

Carpio advierte que con la nueva campaña hay aspectos que no varían. "El míster lo dejó claro desde el primer momento a los que llegaron nuevos. Este es nuestro estilo y aunque saldrá mejor o peor cada fin de semana, el trabajo no se negocia y los nuevos lo saben desde el primer momento".

Profundizando en la plantilla, tuvo palabras para Rober Correa, su competidor en la banda derecha. "Ha venido muy buena gente, buenos compañeros, si bien pienso que la base del éxito es el grupo. Yo conocía ya a Correa porque me he enfrentado a él en otras ocasiones. Es un poco más ofensivo y está entrenando muy bien. La cuestión es que el míster decida", lanzó como clave para que juegue uno u otro cada fin de semana.

Repasando la Liga y lo sucedido en la primera jornada, cree que "a los que bajan de Primera les cuesta un poco más asimilar la Segunda División, ya que aquí no hay tantos espacios". "Los partidos de segunda van a ser muy disputados hasta el final. Habrá sorpresas tanto arriba como abajo", pronosticaba el zaguero.

Carpio analizó al próximo rival, el Alcorcón. "Es un equipo que sabe lo que quiere y a lo que juega. Ha cambiado jugadores. Ellos quieren hacerse fuertes y no querrán pasar apuros como el pasado año".

El lateral cadista tiró de ambición al referirse al estreno como local. "Jugar en casa gusta más que jugar fuera y más con la afición que tenemos. Por lo que aprieta. Los grandes éxitos se consiguen haciéndonos fuertes en Carranza y vamos a intentar que de nuestro campo se escapen los mínimos puntos posibles", finalizaba Carpio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios