El Cádiz se complica la vida tras caer derrotado ante el Nástic (0-1)

  • Cero El Cádiz no suma ni un solo punto ante el equipo de Ferrando y recrudece su situación Revés La escuadra de Javi Gracia vuelve a quedarse con diez jugadores tras la expulsión de Erice en el minuto 49

Comentarios 63

Que Mansilla acabara jugando de delantero centro y que fallara en el minuto 85 la ocasión más clara del Cádiz en todo el partido lo dice absolutamente todo...

El equipo de Javi Gracia no empezó la competición en 2010 con buen pie y sumó su primera derrota del año en casa ante un Nástic de Tarragona que, sin hacer nada del otro mundo, se instala en los puestos más apetecibles de la categoría. El gol, el único del partido, fue anotado además por Fernando Morán, un ex cadista que pidió perdón a la grada por sumar su quinto tanto de la temporada.

La imagen de los amarillos fue paupérrima: de principio a fin. El técnico navarro, que podría jugarse su futuro el sábado que viene en una de sus casas, San Sebastián, no se arrugó por la baja de Ogbeche y volvió a apostar por dos delanteros en su esquema. Gracia alineó a Tristán y a Toedtli y sorprendió otorgando la banda izquierda a Jaume, que pese a llegar para jugar de lateral fue el hombre más atrevido vestido de amarillo. La derecha cayó en los pies de López Silva, irregular una vez más en sus acciones.

Donde no sorprendió lo más mínimo el técnico cadista fue en el doble pivote, volviendo a abogar por la pareja formada por Erice y Víctor Ormazábal. Y ya cansa su insistencia, su cabezonería. O su escasez de fondo de armario. No sorprendió Gracia y, en consecuencia, no sorprendió el Cádiz. Hace falta un medio centro y, en caso de que no llegue en el mercado de invierno, hará falta al menos un central zurdo para que Dani Fragoso intente aprobar la asignatura pendiente en la medular: la creación del juego. Se echa de menos un tipo estilo Lucas Lobos, un medio centro que pida el balón para hacerlo circular y que no se esconda entre futbolistas rivales para escurrir las responsabilidades a las que le obligue su nómina.

Con Kiko Casilla en la portería alternando errores y aciertos, la defensa también ofreció novedades, obligadas por las bajas. Cifuentes hizo pleno de diestros en la derecha, Raúl López recuperó el lateral izquierdo y Roberto Mansilla y Dani Fragoso, la pareja de centrales del último ascenso, no abrieron las puertas para permitir al submarino salir del puesto de descenso.

El Cádiz salió tan entonado como falto de profundidad. Apenas tuvo llegadas, pero en diez minutos ya había solicitado dos penaltis a favor... aunque Gardeazábal Gómez no quiso ser el primero en señalar una pena máxima a favor de los amarillos. Entre uno y otro posible penalti, López Silva disfrutaba de la casi única ocasión de gol de la primera parte, pero el onubense no aprovechaba un buen pase de Jaume Costa y su lanzamiento acababa en córner tras toparse el balón con la defensa del conjunto de César Ferrando, que poco a poco le empezaba a ganar terreno a los locales.

Diego Tristán, que echó de menos el dinamismo de Ogbeche, realizaba su habitual lanzamiento a las nubes y a cinco minutos del descanso empezaba a torcerse el partido. Víctor Ormazábal perdía un balón que permitía al Nástic armar una contra decisiva y Bauzá, que se internaba por la izquierda, centraba para que Fernando Morán, el más listo de la clase, anotara el único tanto del partido y el quinto en su cuenta particular. El ex cadista se aprovechó de la pasividad de la zaga cadista y estuvo rápido para adelantarse a Mansilla y Casilla. Poco después, Erice veía su primera cartulina amarilla de la tarde y el público empezaba a desahogarse con el juego del equipo y con el palco de autoridades.

Si la última jugada de la primera parte fue un peligroso disparo de Campano, bien tapado por Raúl López, la primera de la segunda fue un lanzamiento de Miguel Ángel que obligaba a lucirse a Casilla. Y poco tiempo transcurrió antes de que Erice viera de forma justa su segunda amarilla. El navarro hizo falta a Fachan cuando el lateral del Nástic ya le había ganado la partida, el balón. El Cádiz se quedaba por enésima vez con diez jugadores y Ferrando abrazaba los tres puntos. Sólo era cuestión de orden certificar el triunfo y el equipo del valenciano es puro orden, con un Morán al que los cadistas hicieron brillar por encima del resto, pareciendo incluso un hombre rápido con el balón en los pies.

El Cádiz volvía a ser él y sus circunstancias y ni Abraham, ni Fran Cortés ni Carlos Caballero pudieron arreglar el desaguisado. El balón tenía más dueños, pero el juego, como lo fue desde el principio, resultaba lento y previsible. Fran lo intentaba de lejos sin éxito y Casilla enmendaba un error para acertar en un mano a mano con Roberto. Los amarillos pedían otro penalti por unas manos y la afición pedía soluciones.

Que Mansilla acabara jugando de delantero centro y que fallara en el minuto 85 la ocasión más clara del Cádiz en todo el partido lo dice absolutamente todo...

Árbitro: Gardeazábal Gómez (vasco). Auxiliado en las bandas por Gago Santaolalla y Peñafiel Montalvo.

Tarjetas: Amarillas Miguel Ángel (27'), D. Medina (33'), Erice (45' y 49', por lo que fue expulsado), López Silva (57'), Fachán (68'), Fran Cortés (77') y Dani Fragoso (90').

Gol 0-1 (39') Morán. El Nástic arma una contra tras perder el balón Víctor Ormazábal en el centro del campo y el ex cadista aprovecha un centro por la izquierda de Bauzá para, adelantándose a Mansilla y Casilla, anotar el único gol del partido.

Incidencias: Encuentro de la jornada 18ª de la Liga adelante disputado en el estadio Ramón de Carranza ante aproximadamente 8.500 espectadores en las gradas. Terreno de juego en malas condiciones. El público despidió al equipo amarillo con una gran pitada y al palco de autoridades con una pañolada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios