cádiz cf

Buenas perspectivas

  • Todos los segundos clasificados a mitad de curso y los que sumaban 39 puntos terminaron la Liga como mínimo en zona de fase de ascenso

Buenas perspectivas Buenas perspectivas

Buenas perspectivas / joaquín hernández kiki

El Cádiz arrancará la segunda y definitiva vuelta desde la atalaya de la segunda posición -en ascenso directo- con 39 puntos, a uno solo del liderato -ocupado por el Huesca-, con tres de ventaja sobre el tercero -Oviedo- y el cuarto -Numancia-, cuatro respecto al quinto -Rayo Vallecano-, cinco más que el sexto -Granada- y seis de margen en relación al séptimo, el Lugo. Lo tiene todo a favor para luchar por dar el salto a Primera División, aunque desde ahora hasta principios del próximo mes de junio resta el tramo más duro. Todos los rivales aprietan para intentar quedar lo más alto posible. No hay enemigo pequeño y los que tratan de escapar de las garras del descenso se vuelven aún más peligrosos.

Desde que en la temporada 2010/11 se implantó en Segunda División A el modelo de eliminatorias -del tercero al sexto- para optar a la jugosa recompensa de un hueco en la élite del fútbol español, todos los equipos que acabaron la primera vuelta en el segundo puesto finalizaron la Liga entre los seis primeros clasificados. Si la estadística se cumple de nuevo esta temporada -la octava con el sistema de play-off-, el Cádiz se haría con la propiedad de alguna de esas plazas y podría ascender de manera directa o disputar los cruces. El premio se lo tiene que ganar cada fin de semana sobre el césped.

Los precedentes reflejan además que el segundo puesto cambia de inquilino entre la mitad de campaña y el final. Salvo el pasado ejercicio, cuando el Girona mantuvo hasta el epílogo su condición de subcampeón con la que llegó a la conclusión de la primera rueda, en los seis años anteriores hubo movimiento de inquilino. En un caso el cambio fue a mejor porque el Betis pasó del segundo lugar en la 21ª jornada al primero en la 42ª en el curso 2014/15. En el 2010/11, el Celta de Vigo bajó del segundo al sexto peldaño. En el 2011/12, el Valladolid bajó del segundo al tercer escalón. En el 2012/13 fue el Girona el que no pudo sostenerse en el segundo cajón del podio para terminar cuarto. En la temporada 2013/14, el Sporting de Gijón descendió tres puestos y cerró la Liga quinto, al igual que el Córdoba en la 2015/16.

La posición no es el único aval para encarar la recta definitiva del curso. Los puntos juegan también a favor del conjunto amarillo. Y es que todos los equipos que llegaron al ecuador del campeonato con 39 en su casillero lograron como mínimo el billete para la posterior fase de ascenso. Si el Cádiz se mantiene fiel a la tradición, figurará entre los seis de arriba.

En la andadura 2011/12, el Valladolid y el Hércules atesoraban 39 puntos en el capítulo 21 y finalizaron el torneo tercero y quinto. En la 2015/16, el Alavés fue campeón de invierno con 39 y después ascendió como líder. El Córdoba, que también contaba con los mismos puntos, perdió fuelle pero encontró un sitio en el deciviso play-off como quinto. En la 2016/17, la más reciente, el Girona hizo buenos los 39 puntos que obtuvo en la primera vuelta para lograr el primer ascenso de su historia con los 70 con los que aguantó en la segunda plaza.

Hay algún dato más que alimenta el sueño más agradable. Los ocupantes en la 21ª jornada de las 42 posiciones resultantes de las seis primeras en las siete últimas campañas -en las que se emplea el sistema vigente de eliminatorias- conservaron sus puestos de privilegio en el 66,6 por ciento de los casos -28-. Eso supone que la mayoría de los equipos que llegan bien situados a mitad de curso consigue su objetivo al cierre del torneo de la regularidad.

Pero hay un pequeño grupo que se queda fuera. En 14 ocasiones no resistieron en la zona noble y fueron otros los que llegaron desde atrás y se auparon a la parte alta gracias a un frenético esprint en la segunda vuelta. El ejemplo más cercano en el tiempo se remonta a la pasada temporada, cuando el Valladolid y el Lugo, qunto y sexto a mitad de campaña, fueron superados por el Tenerife y el Huesca en el recorrido más importante. Cada temporada hay variaciones en la sala vip entre mitad y final de campaña.

El Cádiz alcanzó el ecuador como cuarto clasificado con 33 puntos y permaneció toda la segunda vuelta en puestos altos hasta acabar en una meritoria quinta plaza que llevó hasta el play-off, todo un éxito en el año de su regreso a la categoría de plata que quiere repetir esta temporada pero sin mirar más allá del próximo encuentro. La prioridad en la Liga es vencer a un Córdoba que el domingo llegará herido al Carranza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios